pUTIN ENMIENDA LA LEY

Los rusófonos en las antiguas repúblicas soviéticas podrán ser ciudadanos rusos

Vladimir Putin ha aprobado enmiendas legales para facilitar a los rusófonos en las antiguas repúblicas soviéticas la adquisición de la ciudadanía rusa

Foto: Vladimir Putin y el primer ministro ruso Dmitry Medvedev en la Catedral de Cristo Salvador, en Moscú (Reuters).
Vladimir Putin y el primer ministro ruso Dmitry Medvedev en la Catedral de Cristo Salvador, en Moscú (Reuters).

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha aprobado enmiendas legales para facilitar a los rusófonos en las antiguas repúblicas soviéticas la adquisición de la ciudadanía rusa, según ha anunciado este lunes el Kremlin. Según recoge la agencia de información legal rusa RAPSI, la ley facilita el acceso a la ciudadanía rusa a aquellos que hablen ruso de forma fluida y que vivan o hayan vivido en la Unión Soviética o en el Imperio Ruso dentro de los límites de la Rusia moderna.

Los ciudadanos extranjeros y apátridas serán invitados a una entrevista con una comisión especial sobre el estatus de los rusófonos. Para ser reconocido como rusoparlante, deberán hablar ruso tanto en el ámbito familiar como en público. También podrán ser susceptibles de realizar entrevistas personas cuyos antepasados vivan o hayan vivido en la antigua URSS o en el Imperio Ruso.

Putin ha aprobado enmiendas legales para facilitar a los rusófonos en las antiguas repúblicas soviéticas la adquisición de la ciudadanía rusa"Para facilitar el procedimiento de acceso a la ciudadanía de las personas arriba mencionadas, se les ofrecerán términos favorables de entrada a Rusia y permisos de permanencia ampliados, así como un procedimiento simplificado para recibir el permiso de residencia", explica un documento aclaratorio de la norma.

Exámenes de ruso

Según la cadena RT, el presidente también ha firmado una ley que exigirá a los trabajadores migrantes, a excepción de los profesionales altamente cualificados, superar exámenes de ruso. Asimismo, a la hora de solicitar la residencia fija, temporal o un permiso de trabajo, los extranjeros deberán presentar un certificado sobre el conocimiento de la lengua rusa, así como de la historia y las leyes de la Federación de Rusia.

Estos cambios se producen después de la anexión por parte de Rusia el mes pasado de la península ucraniana de Crimea, a cuyos habitantes se ha concedido la ciudadanía rusa, y en medio de las tensiones en torno al sureste de Ucrania, donde residen principalmente los rusófonos de este país.

Moscú acusa a Kiev de romper la tregua

Mientras, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, acusó hoy al Gobierno de Kiev de incumplir los acuerdos alcanzados en Ginebra la semana pasada para el arreglo de la crisis ucraniana. "El acuerdo de Ginebra no sólo no se cumple, sino que se dan pasos, en primer lugar por los que usurparon el poder en Kiev, que lo contravienen flagrantemente", dijo el jefe de la cancillería rusa en una rueda de prensa al término de sus conversaciones en Moscú con su homólogo mozambicano, Oldemiro Balói.

Lavrov indicó que el Gobierno de Kiev se queja de que no han sido desocupados los edificios administrativos, pero las autoridades ucranianas "no han movido un dedo para eliminar las causas de fondo de esta profunda crisis". Manifestó que uno de los puntos del acuerdo de Ginebra es la amnistía a los participantes en las protestas, pero que en lugar de ello las autoridades de Kiev "continúan deteniendo a los dirigentes políticos del sureste de Ucrania" y también a periodistas. "Esto no puede dejar de causar indignación", subrayó el ministro ruso.

Lavrov indicó que el incidente armado en el que murieron tres personas, que se produjo la noche de Pascua junto a la localidad de Slaviansk, "excede todos los límites". "No pueden o, quizás, no quieren controlar a los extremistas, que siguen mandando", dijo el ministro ruso en alusión a la supuesta incapacidad del Gobierno de Kiev de contener a los ultranacionalistas ucranianos. Agregó que "los intentos de aislar a la Federación Rusa no llevarán a ninguna parte, porque es imposible aislar a Rusia del resto del mundo".

"Antes de presentarnos ultimátums y amenazarnos con sanciones si no cumplimos algo en dos o tres días, nosotros llamaríamos a nuestros socios estadounidenses a tomar conciencia de su responsabilidad por aquellos a los que ayudaron a llegar al poder en Kiev", recalcó Lavrov.

El jefe de la diplomacia rusa acusó a Washington de proteger al Gobierno de Kiev y de "hacer la vista gorda ante las arbitrariedades de este régimen y de los guerrilleros en que se apoya". Sobre la situación de los rusohablantes en el sureste de Ucrania Lavrov indicó que "cada vez se oyen más y más llamamientos a salvarlo de estos abusos". "Nos ponen en una situación muy compleja", explicó el jefe de Exteriores, que recalcó que Moscú va "no sólo a condenar, sino también a actuar" contra la política de aquellos que "buscan desatar una guerra civil confiando, por lo visto, en provocar un gran y sangriento conflicto".

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios