Es noticia
Menú
Renzi cumple su promesa y aprueba la reducción de impuestos sobre el trabajo
  1. Mundo
costará a las arcas del estado 6.900 millones

Renzi cumple su promesa y aprueba la reducción de impuestos sobre el trabajo

El Gobierno de Italia aprobó el decreto que reducirá la presión fiscal sobre el trabajo y que costará a las arcas del Estado 6.900 millones de euros en 2014

Foto: El primer ministro de Italia, Matteo Renzi, y el ministro de Economía, Pier Carlo Padoan. (Reuters)
El primer ministro de Italia, Matteo Renzi, y el ministro de Economía, Pier Carlo Padoan. (Reuters)

El Gobierno de Italia aprobó hoy el decreto que reducirá la presión fiscal sobre el trabajo y que costará a las arcas del Estado 6.900 millones de euros en 2014, una reducción de ingresos que estará cubierta por el aumento de las tasas a las operaciones financieras o con recortes en defensa, entre otros.Así lo anunció el primer ministro de Italia, Matteo Renzi, que compareció en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros junto a al titular de Economía, Pier Carlo Padoan.

Se trata de la medida estrella del Ejecutivo transalpino, que consiste en la reducción del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para permitir, así, que quienes ganen menos de 25.000 euros al año vean su nómina aumentada en 80 euros al mes aproximadamente.Una medida con la que el Ejecutivo pretende impulsar la demanda interna.

Por esta norma, anunciada ya el pasado 12 de marzo, el Gobierno ha tenido que estudiar el modo en el que cubrirá el descenso de ingresos que prevé esta reducción del IRPF, que comenzará a funcionar el próximo mes de mayo.En este sentido, Renzi aseguró que quienes más contribuirán a saldar esta reducción de ingresos serán los bancos y, por esta razón, anunció una subida de impuestos sobre las operaciones financieras para embolsarse así un total de 1.800 millones de euros en 2014.

De los beneficios a las empresas prevén conseguir este año 1.000 millones de euros, mientras que con el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) esperan recaudar otros 600 millones de euros.Asimismo se llevarán a cabo recortes en Innovación que sumarán los 100 millones de euros, otro tanto de la simplificación de las instituciones municipales, y con el ajuste en la inversión en bienes y servicios el Estado dejará de gastar 2.100 millones de euros.

Por otro lado, con la lucha contra la evasión fiscal se espera recaudar 300 millones de euros, mientras que la "sobriedad" institucional supondrá un ahorro de 900 millones de euros a las arcas públicas.

Reducción de gastos

Sobre la reducción del gasto en las instituciones, Renzi anunció que los órganos constitucionales como la Cámara de los Diputados, el Senado, la jefatura del Estado o la Corte Constitucional tendrán que contribuir ajustando sus presupuestos en "no menos" de 55 millones de euros cada una.Asimismo, el Ejecutivo llevará a cabo un recorte en Defensa de 400.000 millones de euros y prevé otro ajuste presupuestario al ente audiovisual RAI de 150 millones de euros.Por otro lado, limitó el número de coches oficiales de cada ministerio, que no podrán superar los cinco vehículos por sede.Estas cifras relativas al año en curso se convertirán, según afirmó Padoan, en 14.000 millones de euros en 2015.

Durante su alocución, además, el ex alcalde de Florencia reiteró que esta bajada de impuestos no se llevaría a cabo mediante el recorte en Sanidad, tal y como se venía especulando últimamente.Renzi, además, aseguró que próximamente estudiarán las bonificaciones fiscales a los trabajadores que menos ganen, con sueldos inferiores a 8.000 euros anuales.

El Gobierno de Italia aprobó hoy el decreto que reducirá la presión fiscal sobre el trabajo y que costará a las arcas del Estado 6.900 millones de euros en 2014, una reducción de ingresos que estará cubierta por el aumento de las tasas a las operaciones financieras o con recortes en defensa, entre otros.Así lo anunció el primer ministro de Italia, Matteo Renzi, que compareció en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros junto a al titular de Economía, Pier Carlo Padoan.

Se trata de la medida estrella del Ejecutivo transalpino, que consiste en la reducción del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para permitir, así, que quienes ganen menos de 25.000 euros al año vean su nómina aumentada en 80 euros al mes aproximadamente.Una medida con la que el Ejecutivo pretende impulsar la demanda interna.

Por esta norma, anunciada ya el pasado 12 de marzo, el Gobierno ha tenido que estudiar el modo en el que cubrirá el descenso de ingresos que prevé esta reducción del IRPF, que comenzará a funcionar el próximo mes de mayo.En este sentido, Renzi aseguró que quienes más contribuirán a saldar esta reducción de ingresos serán los bancos y, por esta razón, anunció una subida de impuestos sobre las operaciones financieras para embolsarse así un total de 1.800 millones de euros en 2014.

De los beneficios a las empresas prevén conseguir este año 1.000 millones de euros, mientras que con el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) esperan recaudar otros 600 millones de euros.Asimismo se llevarán a cabo recortes en Innovación que sumarán los 100 millones de euros, otro tanto de la simplificación de las instituciones municipales, y con el ajuste en la inversión en bienes y servicios el Estado dejará de gastar 2.100 millones de euros.

Por otro lado, con la lucha contra la evasión fiscal se espera recaudar 300 millones de euros, mientras que la "sobriedad" institucional supondrá un ahorro de 900 millones de euros a las arcas públicas.

Matteo Renzi IRPF
El redactor recomienda