nueva clave: UN SIMULADOR DE VUELO DEL PILOTO

Cinco preguntas (y sus respuestas) sobre la misteriosa desaparición del vuelo MH370

Hace días que la principal hipótesis que se baraja es que el avión fue manipulado por alguien con amplia experiencia en vuelo a través del sistema informático

Foto: Un instructor durante un curso de seguridad aérea para guardaespaldas en Pekín (Reuters).
Un instructor durante un curso de seguridad aérea para guardaespaldas en Pekín (Reuters).

El pasado 8 de marzo un vuelo de la compañía Malaysia Airlines que cubría la ruta Kuala Lumpur-Pekín con 239 personas a bordo desapareció sin apenas dejar rastro. Desde entonces, pocas han sido las pistas sobre su paradero, a pesar de que 26 países lo están buscando en un área similar a la de Estados Unidos. El Confidencial resume algunas de las preguntas que pueden ayudar a comprender mejor este misterio de la aviación.

¿Cuáles son las principales líneas de investigación?

Desde hace varios días, la principal hipótesis que se contempla es que el avión fue manipulado por alguien con amplia experiencia en vuelo. Esto se debe a que los sistemas de comunicación fueron apagados deliberadamente y que la trayectoria del avión fue modificada para dar media vuelta a través del sistema informático y no manualmente, lo que requiere de un mayor conocimiento del funcionamiento del aparato. Las autoridades malasias y chinas han investigado tanto a los pasajeros como a la tripulación, poniendo especial interés en el piloto y el copiloto, pero no han encontrado ningún móvil que les pudiera haber llevado a desviar la ruta del avión.

Desde hace varios días, la principal hipótesis que se baraja es que el avión fue manipulado por alguien con amplia experiencia en vuelo. Esto se debe a que los sistemas de comunicación fueron apagados deliberadamente y que la trayectoria del avión fue modificada para dar media vuelta a través del sistema informático y no manualmente“Todos los pasajeros, tripulación y personal en tierra están siendo investigados”, aseguró ayer el ministro de Defensa de Malasia, Hishammuddin Hussein, quien pidió la presunción de inocencia para todos ellos. Las investigaciones se centran ahora en un simulador de vuelo que tenía el piloto en su casa, en el que, según ha asegurado el ministro, se han detectado datos borrados que la policía está intentando recuperar. En el programa informático, que había sido creado por el propio piloto, había simulaciones para aterrizar en varios aeropuertos de la zona.

Se han desplegado tareas de búsqueda en torno a dos corredores: uno hacia el norte, desde Tailandia a Kazajistán, y otro en el sur, desde Indonesia hacia el sur de India. La extensión total es de unos tres millones de millas cuadradas, similar al tamaño de EEUU.

Por otra parte, Malasia no se ha pronunciado sobre si baraja un aterrizaje o un accidente y posterior hundimiento del avión en el océano. No obstante, el ministro de Defensa desmintió ayer la posibilidad de que se hubiera avistado el aparato en Maldivas, como informó un periódico local. “(Hemos contactado) con nuestro homólogo en Maldivas y nos ha confirmado que esta información es falsa”, afirmó el ministro.

Un familiar de uno de los pasajeros espera noticias en un hotel en Pekín (Reuters).
Un familiar de uno de los pasajeros espera noticias en un hotel en Pekín (Reuters).

¿Qué sistemas se están utilizando para buscar el avión?

Las tareas de búsqueda están siendo lideradas por Malasia, pero 26 países están colaborando con medios fundamentalmente aéreos y marítimos. El ministro de Defensa malasio ha asegurado además que se han requerido a estos países sistemas de búsqueda bajo el agua, sin especificar si se habían comenzado a utilizar. Además, se están revisando todas las imágenes de los satélites y Malasia ha pedido a los diferentes países implicados en la búsqueda que revisen los registros de sus radares.

No nos han pedido nada y apenas tenemos comunicaciones con ellos, ha confirmado el coronel Voravat Amornvivat a El Confidencial. Malasia ha sido criticada por negarse a compartir datos sensibles de sus radares, lo que podría estar dificultando las labores de búsquedaLa sorpresa ha llegado cuando Tailandia ha asegurado, diez días después de iniciarse la búsqueda, que sus radares detectaron el avión cuando ya había dado la vuelta y que no lo habían notificado porque nadie se lo había pedido. “No nos han pedido nada y apenas tenemos comunicaciones con ellos”, ha confirmado el coronel Voravat Amornvivat a El Confidencial. Tailandia ha sido criticada por negarse a compartir datos sensibles de sus radares, lo que podría estar dificultando las labores de búsqueda.

Otra forma de búsqueda se ha organizado de forma independiente a las autoridades, con internet como base. Así, una empresa de imágenes por satélite, Digital Globe, ha puesto en marcha una campaña de búsqueda cooperativa a través de su red Tomnod. En ella, los internautas reciben imágenes de sus satélites y pinchan en aquellas que podrían contener pistas sobre el paradero del MH370. La empresa comprueba aquellas con más clicks, en una búsqueda que ha implicado a más de 200.000 voluntarios, según Digital Globe, pero que de momento no ha dado ningún resultado.

¿Puede un avión desaparecer de radares y satélites?

Hay varios sistemas que permiten detectar un avión durante el vuelo. Uno de ellos son los radares, de los que existen dos tipos: los primarios y los secundarios. Los primeros se fundamentan en el envío de una señal que es capaz de detectar objetos cuando rebota con ellos. Tiene un rango limitado. Cuando el avión sale de ese rango, el radar no es capaz de detectarlo, lo cual suele ser habitual cuando el aparato está en alta mar. El segundo tipo es un radar que emite una señal de radio desde el avión a través de un transpondedor. En el caso del MH370, este dispositivo fue apagado, por lo que la señal se dejó de emitir.

El tercero son los satélites, que funcionan también a través del sistema ACARS, aunque éste haya sido desconectado. Sin embargo, en el caso del Malaysia Airlines los datos no fueron registrados porque la aerolínea no tenía contratado ese servicio, según asegura a El Confidencial la piloto Sylvia WrigleyOtro procedimiento es el ACARS (por sus siglas en inglés, que significan Sistema de Información y Comunicación del Avión), un sistema que envía a tierra datos sobre el avión a través de radio o satélites. Este también fue apagado de forma deliberada en el MH370, por lo que no pudo ser utilizado para determinar la última localización del vuelo, como sí ocurrió, por ejemplo, con el AirFrance que cubría la ruta Río de Janeiro-París y que se estrelló en el océano Atlántico en 2009.

El tercero son los satélites, que funcionan también a través del sistema ACARS, aunque este esté desconectado. Sin embargo, en el caso del Malaysia Airlines los datos no fueron registrados porque la aerolínea no tenía contratado ese servicio, según ha asegurado a El Confidencial la piloto Sylvia Wrigley. “Esto se puede comparar a quedarte sin cobertura con tu teléfono móvil. El teléfono seguirá intentando conectar y cada red que no sea la tuya rechazará esas conexiones”, afirma la también autora varios libros sobre aviación. No obstante, una compañía de satélites, Inmarsat, aseguró haber detectado el avión siete horas después de su desaparición, aunque la información recibida no es suficiente para determinar una localización exacta.

¿Puede al avión haber aterrizado?

Una de las teorías que se ha barajado hasta ahora es que el avión hubiera sido desviado para llevarlo a tierra y servirse de él posteriormente. “Hacer aterrizar un avión sin una pista es posible, pero difícil”, asegura Wrigley. “Pero hacer aterrizar un avión sin una pista de tal manera que luego pueda volver a volar es extremadamente difícil y, en mi opinión, poco posible”, explica la piloto.

¿Puede haberse estrellado sin dejar rastro? 

Muchos especialistas, como Sylvia Spruck, se decantan por la teoría un hundimiento en el océano, cuando el aparato se quedó sin combustible o por alguna otra razón, que habría dejado sólo pequeños restos, como los chalecos o los asientos, que aún no han podido ser encontrados debido a la gran amplitud del área de búsqueda. Es algo similar a lo que ocurrió con el vuelo Río de Janeiro-París, con la diferencia de que el avión de AirFrance sí que había emitido una posición aproximada, por lo que los primeros restos se encontraron a los cinco días. Fueron necesarios, sin embargo, dos años para localizar las cajas negras y saber qué había ocurrido dentro del aparato. 

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios