CRIMEA PIDE OFICIALMENTE LA ANEXIÓN A RUSIA

"Hay tropas rusas y carros de combate en las fronteras orientales de Ucrania"

¿Amenaza real o ficticia? El embajador de Ucrania en España, Serhii Pohoreltsev, ha denunciado hoy la presencia de tropas rusas en las fronteras orientales

Foto: Presuntos soldados rusos instalan un campamento a las afueras de Simferópol, capital de Crimea (Reuters).
Presuntos soldados rusos instalan un campamento a las afueras de Simferópol, capital de Crimea (Reuters).

¿Amenaza real o ficticia? El embajador de Ucrania en España, Serhii Pohoreltsev, denunció este lunes la presencia de tropas rusas "en las fronteras orientales" del país para advertir de la amenaza que, a su parecer, se cierne sobre Ucrania tras el referéndum soberanista celebrado en Crimea, en el que una inmensa mayoría voto a favor de la independencia. "Hay carros blindados (...) y, según nuestros cálculos, unos 20.000 soldados rusos en territorio ucraniano", ha dicho en declaraciones a Radio Nacional. Kiev, por el momento, ha decretado la movilización parcial de 40.000 reservistas para hacer frente a dicha "amenaza", al tiempo que el presidente interino, Alexandr Turchínov, afirmó que "nunca reconoceremos el resultado de la consulta".

La Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania ratificó este lunes la movilización parcial en el país decretada por el presidente para hacer frente a la agresión de Rusia en la rebelde autonomía de Crimea. La movilización, tras su ratificación por la Rada, se llevará a cabo durante 45 días.

El Ministerio de Defensa de Rusia aceptó, por su parte, recibir a un grupo de inspectores ucranianos para que sobrevuelen en helicóptero dos regiones rusas en la frontera entre ambos países a fin de comprobar que no existe una amenaza militar contra Ucrania. Los inspectores ucranianos "podrán comprobar que no hay ninguna actividad militar que amenace a Ucrania de la que tanto se habla en los últimos días en los medios de comunicación ucranianos y occidentales", dijo a los periodistas el viceministro de Defensa ruso, Anatoli Antónov.

La inspección sobre Bélgorod y Kursk, dos de las cinco regiones rusas que hacen frontera con Ucrania del este, podrá ser realizada a bordo de un helicóptero proporcionado por Rusia, precisó el viceministro. Kiev pidió, a través de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa, realizar una inspección aérea entre los días 18 y 20 de marzo sobre las dos regiones señaladas, próximas a Járkov, la mayor ciudad rusoparlante de Ucrania y escenario de violentos disturbios la pasada semana entre activistas prorrusos y partidarios de las nuevas autoridades ucranianas.

Miembros de las autodefensas de Maidán frente al Parlamento en Kiev (Reuters).
Miembros de las autodefensas de Maidán frente al Parlamento en Kiev (Reuters).
Crimea pide oficialmente la anexión

Mientras, el proceso hacia la anexión de Crimea a Rusia avanza a toda velocidad. El Parlamento de la península aprobó en la mañana de este lunes una resolución por la que se declara independiente -tras el aplastante respaldo obtenido en la consulta soberanbista- y pidió oficialmente su anexión a Rusia. "La república de Crimea (...) se dirige a la Federación Rusa con la propuesta de que sea aceptada en el seno de Rusia en calidad de nueva entidad", señala el texto de la resolución. El documento fue adoptado en una sesión del legislativo, en la que también se acordó que Crimea pasará al huso horario de Moscú a partir del 30 de marzo, y no al de Kiev como hasta ahora. Según indicó el presidente de la cámara de diputados rusa, Serguéi Narishkin, Rusia reconocerá la independencia en un acuerdo bilateral que firmarán las autoridades de ambos territorio.

Los ciudadanos de Crimea han entregado la península a Moscú. El 96,77% de los votantes apoyó este domingo en referéndum la adhesión de la península autónoma a la Federación Rusa. La participación fue masiva, el 83,1% del millón y medio de electores. Tan sólo el 2,5% de los votantes optó por apoyar la restauración de la Constitución ucraniana de 1992 y permanecer en Ucrania como región autónoma.

Margallo dice que el referéndum de Crimea es "nulo y sin efectos jurídicos"

El futuro de la región autónoma de Ucrania se ha decidido en un referéndum al que únicamente el Kremlin da validez y con una fuerte presencia militar rusa en la región. El viceprimer ministro del Gobierno de Crimea, Rustam Temirgaliev, calificó de "victoria" para la península el resultado del referéndum de autodeterminación, cuyo resultado no reconoce la Unión Europea. "Un total del 93% de los participantes en el referéndum de Crimea han votado a favor de la adhesión a Rusia y sólo el 7% de ellos lo han hecho a favor de mantener el estatus de Crimea", anunció, triunfante, Temirgaliev. "¿Está usted a favor de la reunificación de Crimea con Rusia como sujeto de la Federación Rusa?" y "¿Está usted a favor de que se vuelva a poner en vigor la Constitución de Crimea de 1992 y del estatus de Crimea como parte de Ucrania?", fueron las dos preguntas de la consulta ilegalizada por el Gobierno de Kiev.

Sanciones de la UE y EEUU

Los ministros de Exteriores de la UE han aprobado por unanimidad imponer sanciones -consistentes en la congelación de activos y la prohibición de entrar en la UE- contra 21 dirigentes de Ucrania y Rusia por su responsabilidad en la organización del referéndum en la región ucraniana de Crimea. De los individuos sancionados, ocho son dirigentes crimeos y trece son parlamentarios y militares rusos, aunque no hay ministros, según han avanzado fuentes diplomáticas. Los Veintiocho han iniciado además los preparativos para activar nuevas sanciones contra Rusia "en unos días", si Moscú no rebaja la tensión y acepta dialogar con las autoridades ucranianas, según ha anunciado el ministro lituano de Exteriores, Linas Linkevicius, en su cuenta de Twitter.

Además, el presidente de EEUU, Barack Obama, emitió también una orden ejecutiva con sanciones contra siete altos funcionarios del Gobierno de Moscú y contra cuatro individuos ucranianos, entre ellos el depuesto presidente, Víktor Yanukóvich.

Una multitud espera los resultados en Simferópol, capital de Crimea (Reuters).
Una multitud espera los resultados en Simferópol, capital de Crimea (Reuters).

"El suelo arderá bajo los pies de los separatistas"

Mientras, el Gobierno instaurado en Kiev a golpe de revolución ha comenzado a entrenar a miles de reservistas para vigilar las fronteras y denuncia una “invasión” militar rusa en el sur del país. Disturbios provocados por prorrusos en Donetsk y Járkov dejaron muertos. El primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, se comprometió este domingo a perseguir y llevar ante la justicia a quienes fomentan el separatismo en Crimea "bajo el amparo de tropas rusas".

"Por encima de todo quiero decir (...) al pueblo ucraniano que no les quepa duda de que el Estado ucraniano encontrará a los cabecillas del separatismo y la división que ahora, bajo el amparo de tropas rusas, intentan destruir la independencia de Ucrania", afirmó Yatseniuk ante el Consejo de Ministros. "Los encontraremos a todos aunque tardemos un año o dos años y los llevaremos ante la justicia y los juzgaremos en los tribunales ucranianos e internacionales. Les quemará el suelo bajo sus pies", amenazó.

Yatseniuk defendió, además, la creación de una nueva organización de seguridad, la Guardia Nacional, en la que pretende encuadrar a 20.000 nuevos agentes. "Tendrá centros de formación y se les distribuirá armamento. Tendréis la oportunidad de defender a este país con las fuerzas de la Guardia Nacional y las Fuerzas de Seguridad", indicó.

Un soldado ucraniano en un puesto de control en el pueblo de Strelkovo (Reuters).
Un soldado ucraniano en un puesto de control en el pueblo de Strelkovo (Reuters).

La Casa Blanca no permanecerá "de brazos cruzados"

La Casa Blanca reaccionó inmediatamente a los primeros resultados del referéndum en Crimea tras la victoria aplastante a los partidarios de la incorporación a Rusia. Con un duro comunicado, advirtió a Moscú de que no permanecerá "de brazos cruzados" ante lo que considera que es una "apropiación por la fuerza de territorios" por parte de las autoridades rusas.

"Rechazamos el 'referéndum' que ha tenido lugar en la región ucraniana de Crimea (...) y la comunidad internacional no reconocerá un plebiscito desarrollado bajo la amenaza de la violencia y de la intimidación de una intervención militar rusa que viola el derecho internacional", indicó la nota, que tachó el referéndum de "innecesario". Estados Unidos advirtió, además, a Rusia de que sus actos son "peligrosos y desestabilizadores para la región" y avisó al Gobierno de Moscú que esta actitud "conllevará un incremento de los costes" para las autoridades rusas.

Mientras, la Unión Europea reiteró que no reconocerá el resultado del referéndum. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y el presidente del Consejo de Europa, Herman Van Rompuy, insistieron este domingo en que la UE no reconocerá el resultado por ser ilegítima la consulta y condenado la "violación no provocada" de la soberanía territorial de Ucrania. Ambos líderes europeos reiteraron la postura declarada por los 28 jefes de Estado y de Gobierno de la UE el pasado 6 de marzo por el que el bloque considera de manera unánime que el plebiscito es "contrario a la Constitución ucraniana y al Derecho Internacional".

Las condenas de Europa y EEUU llegan después de que este fin de semana se conociese que las grandes potencias integrantes del G8 se disponen a expulsar a Rusia del grupo por su papel en el conflicto de Ucrania. La propuesta procede del Gobierno británico, que se dispone a organizar un encuentro en Londres del G7, alternativo a la cumbre del G8 que originariamente iba a celebrarse en la ciudad rusa de Sochi. Los miembros del G7 –Japón, Canadá, Francia, Estados Unidos e Italia, Alemania y Reino Unido– están de acuerdo con la propuesta, según publicó Der Spiegel.

Manifestantes durante una marcha prorrusa en Odessa (Reuters).
Manifestantes durante una marcha prorrusa en Odessa (Reuters).

Prorrusos asaltan edificios en el este de Ucrania

Mientras Crimea decidía su futuro, manifestantes prorrusos causaron disturbios en edificios públicos en las ciudades de Jarkiv y Donetsk, en el este de Ucrania, donde entraron en bibliotecas y centros culturales para quemar libros escritos en ucraniano. Algunas de las concentraciones aglutinaron a varios miles de personas y alcanzaron incluso algunas partes de Crimea aprovechando el amparo de los militares rusos desplegados allí.

Particularmente intensa fue la concentración de Donetsk, en el corazón de la región carbonera de Donbass, donde 5.000 personas irrumpieron en numerosos edificios culturales cuyas ventanas reventaron a pedradas. Por último, los manifestantes entraron en la oficina del fiscal general ante la pasividad de la policía antidisturbios. Allí, se subieron al tejado, y tras arrancar la bandera ucraniana, colocaron la tricolor nacional de la Federación Rusa.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
54 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios