LA MODA SE EXTIENDE EN REINO UNIDO

¿Contrataría usted un entrenador personal para su hijo de tres años?

En Reino Unido, algunos entrenadores tienen clientes de sólo 3 y 5 años. La moda comenzó en 2010, y hoy es una tendencia entre la clase media

Foto: Un niño reacciona tras perder su equipo en una competición de soga en la ciudad de Appenzell (Reuters).
Un niño reacciona tras perder su equipo en una competición de soga en la ciudad de Appenzell (Reuters).

La clase media inglesa, con mucho más poder adquisitivo que la española, se mueve por modas. Algunas pasan desapercibidas, pero no es el caso de la última tendencia: poner entrenador personal a los hijos. Los primeros ejemplos se empezaron a ver en 2010. Por aquel entonces no se le dio más importancia, pero hace semanas Ian Groves, director del Registro Nacional de Entrenadores personales en el Reino Unido, dio la voz de alarma al admitir en The Times que algunos de estos profesionales tienen clientes de sólo 3 y 5 años.

Lógicamente, en estas edades la decisión no recae en los pequeños, sino en sus padres. Y es entonces cuando surgen las preguntas: ¿vanidad, esnobismo o responsabilidad? Teniendo en cuenta que el país cuenta con la tasa más alta de obesidad infantil de toda Europa, la preocupación de los progenitores podría ser entendible. Pero no faltan las voces críticas que alertan de los peligros de un culto al cuerpo cuando éste ni siquiera se ha desarrollado.

Hilary Burbidge es entrenadora personal de adultos de Fit Perfect, pero cada sábado a las 8:15 de la mañana 20 niños -de entre 9 y 16 años- se ponen a sus órdenes durante aproximadamente una hora. Nunca se había planteado tener un grupo así. “En 2010 empecé a entrenar a mi hija (que actualmente tiene 13 años) porque creía que la oferta que tenía en el colegio no era suficiente. Sus amigas se enteraron y preguntaron si podían unirse; después otras madres se interesaron y poco a poco el grupo fue creciendo”, explica a El Confidencial.

Jóvenes en el gimnasio Crystal Palace, en Londres. (Reuters)
Jóvenes en el gimnasio Crystal Palace, en Londres. (Reuters)

Sesiones junior personales por 60 libras

Hilary asegura que es ella quien elige a los niños y nunca aceptaría una propuesta de un padre que quisiera moldear “por pura vanidad” el cuerpo de su pequeña. “Muchos de los menores con los que trabajo tienen algún problema de coordinación y el ejercicio les va muy bien. Ahora bien, poner a una niña de tres años un entrenador personal porque sí me parece una locura. Lo que necesita es jugar en el parque”, recalca.

Hilary Burbidge es entrenadora personal de adultos de Fit Perfect, pero cada sábado a las 8:15 de la mañana 20 niños -de entre 9 y 16 años- se ponen a sus órdenes durante aproximadamente una hora. Nunca se había planteado tener un grupo asíRebeca, por su parte, tiene otro planteamiento. Buscó con su marido un entrenador personal para su hija de 12 años porque ellos corren habitualmente y quieren meter poco a poco a su pequeña en esta disciplina. A diferencia de Hilary, que cobra cinco libras por niño y hora, otros entrenadores que realizan sesiones “junior individuales” pueden llegar a pedir 60 libras.

Casos como los de Rebeca suelen ser los más criticados. El año pasado, la muerte de Michael McClintock, directivo de Macquarie Group Ltd, fue recogida en muchos medios, entre ellos Bloomberg. Falleció a los 55 años de un paro cardíaco cuando entrenaba para un triatlón. Fue entonces cuando expertos alertaron de los riesgos que conlleva realizar maratones y pruebas similares pasados lo 40. Los hombres entre 40 y 60 ya representan el 32% de los participantes de estas competiciones. En el Reino Unido se les ha bautizado como Mamil (Middle age men in lycra), cuya traducción al español sería “hombres de mediana edad en licra”. Y lo que los especialistas intentan evitar es que pasen esta obsesión tardía por el deporte a sus hijos.

Lista de espera en gimnasios para adolescentes

En Nueva York (es de Estados Unidos de donde viene esta moda) el estudio Soul Cycle, que abre gimnasios esta primavera en el Reino Unido, tiene lista de espera para las nuevas clases Soul Teen, destinadas para adolescentes de entre 11 y 18 años.

“Hay que tener mucho cuidado porque ya en edades tan tempranas tienen mucha confusión con ideales de belleza y lo que hay que explicarles es la importancia de estar sanos, comer sano y hacer un ejercicio saludable de acuerdo a sus necesidades”, recalca Hilary.

El número de personas diagnosticadas con trastornos alimenticios se ha incrementado en un 15% desde 2000, según un nuevo estudio realizado por el Kings College de Londres y el Instituto de Salud Infantil UCL. El incremento fue más pronunciado en los hombres, con un aumento de la incidencia del 27%. Con todo, las adolescentes de entre 15 y 19 años siguen siendo las que tienen la incidencia más alta (2 por 1.000).

Sophie, de tres años de edad, practica gimnasia en una clase en Hanau (Reuters).
Sophie, de tres años de edad, practica gimnasia en una clase en Hanau (Reuters).

Hilary señala que sí nota esa “ansiedad” en las niñas por los cuerpos 10 que aparecen en las revistas. Pero las que entrena personalmente reciben charlas -acompañadas por sus padres- sobre la importancia de la alimentación. Algunas de ellas acuden cada sábado simplemente porque quieren seguir en forma cuando el deporte que practican habitualmente está fuera de temporada. “Los niños tienen más oferta en las clases extraescolares, pero las niñas no tienen tanta diversidad”, señala la experta, que se queja además por las pocas horas dedicadas al deporte en los colegios.

450 millones para combatir la obesidad infantil

Ante las críticas, una portavoz del ministerio de Educación asegura que, para los próximos tres años, el Gobierno ha destinado 450 millonesde libras a las escuelas primarias para profesores de Educación Física. “Ésta es una asignatura obligatoria junto con el inglés, las matemáticas y la ciencia”, recalca.

En Nueva York, el estudio Soul Cycle, que abre gimnasios esta primavera en el Reino Unido, tiene lista de espera para las nuevas clases Soul Teen, destinadas para adolescentes de entre 11 y 18 añosLas directrices gubernamentales actuales sugieren que entre los 5 y 18 años de edadse debe realizar al menos una hora de actividad física al día, y tres días a la semana se deben realizar ejercicios de fortalecimiento muscular y actividades cardiovasculares. Todo para combatir el problema de la obesidad infantil. Los últimos datos de la Oficina Nacional de Estadística reflejan que de tres de cada 10 niños de entre 2 y 15 años tienen sobrepeso, mientras que entre el 14 y 20% son obesos.

Los defensores del personal trainer aseguran que mientras los niños hacen ejercicio no están enfrente del ordenador. Un estudio realizado por la reputada organización ChildWise asegura que los niños británicos pasan un promedio de más de dos horas y media al día viendo la televisión y una hora y 50 minutos conectados a Internet. A la edad de siete años, han gastado el equivalente a un año entero de su vida frente a alguna pantalla, ya sea de televisión, teléfono inteligente o tableta.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios