Tregua en el centro de Kiev
  1. Mundo
"si el gobierno no reponde, atacaremos"

Tregua en el centro de Kiev

Cócteles molotov, cohetes, ladrillos e incluso armas de fuego. La crisis en Ucrania abandona la dinámica mayoritariamente pacífica de los últimos meses

Manifestantes y policía antidisturbios, que mantienen violentos enfrentamientos por quinto día consecutivo en el centro de Kiev, acordaron hoy una tregua a la espera de los resultados de las negociaciones entre los líderes de la oposición y el presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich. El cese de las hostilidades, que según la oposición se han cobrado seis manifestantes muertos y centenares de heridos, fue acordado a propuesta del líder de partido opositor UDAR, Vitali Klitschkó, y regirá hasta las 20.00 hora local (18.00 GMT).

"A las ocho de la tarde regresaré para informaros de las negociaciones (con Yanukóvich)", dijo el dirigente opositor, según los medios locales, a los manifestantes apostados en las barricadas frente el cordón de la policía antidisturbios. Klitschkó indicó que los antidisturbios se comprometieron a no disparar granadas aturdidoras mientras rija la tregua. Al mismo tiempo, llamó a no desmontar las barricadas escalonadas, algunas de hasta cuatro metros, que han levantado los manifestantes en el centro de Kiev.

Adelantó que en las negociaciones con Yanukóvich la oposición planteará la revocación de las leyes represivas que entraron en vigor ayer, la destitución no sólo del ministro del Interior, Vitali Zajarchenko, sino del Gabinete en pleno, y la celebración de elecciones presidenciales anticipadas. "Las posibilidades de que ello ocurra no son muchas, pero existen", dijo Klitschkó al referirse al adelantamiento de las elecciones presidenciales.

"Si el Gobierno no responde, mañana pasaremos al ataque"

Tras los fuertes enfrentamientos y las primeras muertes entre manifestantes, la oposición ucraniana ha lanzado un ultimátum al Gobierno de Viktor Yanukovich para que firme el acuerdo de asociación con la Unión Europea. El dirigente opositor Vitali Klitschko ha defendidoante los manifestanes que el presidente puede poner fin a la disputa "sin derramamiento de sangre" si convoca elecciones anticipadas. "Mañana, si el presidente no responde (...) entonces pasaremos al ataque", ha advertido.

Asimismo, el excampeón de los pesos pesados ha dichoque la Policía se estaba preparando para evacuar a los manifestantes de la acampada que mantienen en la plaza de Maidan. "Debemos hacer todo lo posible para evitar que nos evacuen", señaló, según recoge la BBC. Por su parte, Arseniy Yatseniuk, otro de los líderes opositores que participó en el último encuentro con Yanukovich, dijo que el Gobierno tenía 24 horas para responder. "Si esto no ocurre, seguiremos adelante. Si recibimos un disparo en la cabeza, recibimos un disparo en la cabeza", afirmó.

En declaraciones a la BBC desde Davos, el primer ministro ucraniano, Mikola Azarov, se apresuró a rechazar el ultimátum. "Las autoridades están a favor de un diálogo constructivo con la oposición (...) pero no aceptan las condiciones de un ultimátum", señaló, según los extractos de la entrevistas publicados por el Gobierno ucraniano este jueves.

La protesta se transforma en guerrilla urbana

Cócteles molotov, lanzamiento de cohetes, ladrillos, autobuses en llamas e incluso armas de fuego. La crisis política en Ucrania ha abandonado la dinámica mayoritariamente pacífica de los últimos meses, y se adentra en una espiral de violencia que empeora a cada hora que pasa. Al menos dos manifestantes murieron ayer por disparos de armas de fuego, muertes de las que la oposición responsabiliza a la policía. Activistas opositores difundieron ayer fotografías de munición de punta plana que, aseguraban, habían recogido en el suelo de Kiev, supuestamente tras ser empleada por las fuerzas de seguridad.

Las muertes de ambas personas fueron confirmadas por la Oficina de la Fiscalía General. Otras fuentes hablan de cinco muertos y un mínimo de 300 heridos de diversa consideración. Se trata de la primera vez que se producen víctimas mortales en una manifestación en la historia de la Ucrania independiente.

Los peores enfrentamientos están teniendo lugar en la capital, donde las imágenes mostraban ayer duras cargas policiales en las que los Berkut (las fuerzas especiales de la policía) apaleaban con sus porras a todo aquel manifestante que quedaba a su alcance, al tiempo que otros grupos de opositores atacaban a los agentes con piedras, ladrillos y cócteles molotov. En otras localidades, como Donetsk (la ciudad nororiental de la que es originario el presidente Víktor Yanukóvich, cuya salida del poder reclaman ahora los manifestantes) se han producido también choques callejeros entre partidarios de la oposición y los llamados titushki, jóvenes atléticos que actúan como agentes provocadores de la policía.

En Kiev, varios periodistas denunciaron ayer haber sido detenidos y apaleados por la policía, entre ellos Dmytro Barkar y su cámara Ihor Ishakov, de Radio Free Europe/Radio Liberty, y Dmytro Dyovchenkov, de Espresso TV. “Me golpearon brutalmente y me arrancaron el caso que decía ‘Prensa’. Me golpearon en la cabeza varias veces con las porras y me retorcieron el brazo para lanzarme al furgón policial. Y todos los policías en la fila me dieron la bienvenida con sus puños”, afirmó Barkar, con un notorio ojo morado y la cara hinchada por la paliza.

La extrema derecha llama a la “guerra de guerrillas”

Mientras tanto, una alianza de varios grupos de extrema derecha integrados en la oposición, el llamado Pravyy Sektor (el 'Sector Derecho'), formado tras los duros enfrentamientos del pasado domingo entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad, ha hecho un llamamiento a la resistencia violenta contra la policía. “Si atacan e intentan llevar a cabo una redada sangrienta, creo que habrá una masacre. Empezará una guerra de guerrillas en Ucrania”, declaró Andrei Tarasenko, coordinador del grupo, a RFE/RL. El movimiento ha comenzado a solicitar a sus simpatizantes en las redes sociales que aporten objetos como tirachinas, cojinetes, gasolina, punteros láser, cadenas, material pirotécnico y botellas de cristal, según ese mismo medio.

Cócteles molotov, lanzamiento de cohetes, ladrillos, autobuses en llamas e incluso armas de fuego. La crisis política en Ucrania ha abandonado la dinámica mayoritariamente pacífica de los últimos meses, y se adentra en una espiral de violencia que empeora a cada hora que pasa

“Yanukóvich debe dimitir. La gente está dispuesta a hacer lo que sea para que eso ocurra. Y no hablo sólo de Pravyy Sektor, hablo de toda Ucrania”, dijo Tarasenko. Este grupo rechaza la negociación con Yanukóvich, a diferencia de las tres principales formaciones de oposición, que ayer mantuvieron una reunión negociadora con el presidente, que resultó inconclusa.

“Quiero expresar mi más sincero pésame por la pérdida de vidas en un conflicto creado por los extremismos políticos”, declaró ayer Yanukóvich. “Una vez más, le pido a la gente que resista los llamamientos de los radicales políticos. Todavía no es tarde para resolver el conflicto de forma pacífica. Le pido a la gente que vuelva a sus casas. Debemos restablecer la paz, la tranquilidad y la estabilidad en Ucrania”, afirmó.

Uno de los principales líderes opositores, el excampeón de boxeo Vitali Klitschko, que ahora encabeza la Alianza Democrática para la Reforma de Ucrania, también ha pedido a los manifestantes que se comporten de forma pacífica. Pero muchos de ellos se mostraron ayer furiosos tras la difusión de una fotografía tomada al inicio de la reunión de ayer, en la que Klitschko le daba la mano a Yanukóvich como gesto de buena voluntad, lo que ha sido considerado como una "traición" por algunos de ellos.

Los tres principales partidos opositores –la ADRU de Klitshcko, el Partido de la Madre Patria y la formación ultraderechista Sbovoda– tienen previsto volver a reunirse hoy con el presidente para tratar de llegar a una solución negociada. Si fracasan, todo apunta a que el humo negro de los neumáticos en llamas seguirá ensuciando la nieve invernal de Ucrania, al menos por un tiempo.

Ucrania Vitali Klitschko Crisis Noticias de Rusia Unión Europea Guerra Extrema derecha
El redactor recomienda