Un español, herido en un ataque en Pakistán en el que han muerto siete escoltas
  1. Mundo
ESTABA DANDO LA VUELTA AL MUNDO EN BICICLETA

Un español, herido en un ataque en Pakistán en el que han muerto siete escoltas

Hombres armados han matado este miércoles a siete guardas que protegían a un ciclista español en un remota zona del oeste de Pakistán

placeholder Foto: Una imagen de Javier Colorado colgada en su página de Facebook (Facebook).
Una imagen de Javier Colorado colgada en su página de Facebook (Facebook).

Hombres armados han matado este miércoles a sietesoldadosque escoltabana un ciclista español en un remota zona del oeste de Pakistán. El turista español, identificado como Javier Coloradoy natural de Madrid,sufrió heridas leves por la explosión de una granada cuando fue atacado junto con una escolta de soldados a 45 kilómetros de Quetta, capital de la peligrosa provincia de Baluchistán. El español, que ya ha sido dado dealta en el centro hospitalario, se encontraba dando la vuelta al mundo en bicicleta, según ha explicado su familia. Hoy mismo cogerá un vuelo hacia Lahore, frontera con India, con la intención de continuar suviaje.

El ciclista había cruzado a la provincia de Baluchistán, en el oeste de Pakistán, desde Irán. La Policía paquistaní ha asegurado que desconoce por qué Colorado se encontrabaen esa zona tan peligrosa, pero aseguró que los milicianos que le atacarontenían intención de secuestrarle.Al ciclista le fue asignada una escolta por parte de las fuerzas de seguridad paquistaníes porque esa provincia está plagada de secuestradores, milicianos del movimiento Talibán, insurgentes separatistas, escuadrones de paramilitares y narcotraficantes.

Su familia ha colgado un mensaje en la página de Facebook en la que el español relata su aventura, Colorado on the road. "En primer lugar queremos agradecer las atenciones prestadas por el consulado español en Pakistán. Hemos recibido una llamada por parte de esta embajada en la que nos han informado que Javier está bien y ha resultado ileso.Hoy mismo coge un vuelo hasta Lahore, frontera con la India. Su intención inicial es continuar su viaje. Un saludo a todos", dice la nota, que ni siquiera menciona a los cinco soldados muertos.

El ataque ocurrió a las 10.00 a.m. (5.00 GMT) cuando un grupo de desconocidos disparó contra el turista español y su escolta de "Levies", cuerpo paramilitar que actúa en zonas fronterizas, en el distrito de Mastung, según dijoel inspector de Policía de la zona, Shafqat Shahwani. Otras 10 personas resultaron heridas en el ataque, y han sido trasladadas a un hospital de la ciudad de Mastung.En marzo de 2013, dos mujeres que hacían la misma ruta en autobús fueron secuestradas y todavía permanecenen poder de sus captores.

"Siete agentes han muerto cuando intentaban salvarle"

"Sietede nuestros agentes de seguridad han sido asesinados cuando intentaban salvar al ciclista español, que ha sufrido heridas leves", ha relatado Shawani, asesor del comisario jefe de Policía en el distrito de Mastung. Uno de los asaltantes ha muerto también en el ataque.

El Ministerio de Exteriores desaconseja viajar a Pakistán "salvo por razones de extrema necesidad" y recuerda que existe "un serio riesgo de que se produzcan secuestros de ciudadanos extranjeros en todo el país". En las recomendaciones de viaje de su página web, Exteriores afirma que el "elevado número de ataques terroristas y actos violentos de carácter sectario, así como la existencia de zonas de abierto enfrentamiento entre el Ejército y los talibanes, desaconsejan el turismo por el país".Aconseja especialmente, entre otras, evitar la zona de Baluchistan, donde se encontraba el turista herido, así como los desplazamientos por carretera para entrar o salir de Pakistán desde o hacia Irán y Afganistán.

El ataque se ha producido un día después de que un atentado con bomba contra un autobús acabara con la vida de 24 peregrinos chiíes, incluidas varias mujeres y niños. Este tipo de atentados sectarios están aumentando en Pakistán, un país en el que los chiíes suponen el 20%de una población de 180 millones de personas.

Este miércoles, cientos de chiíes se han manifestado para condenar el atentado con una sentada junto a los cadáveres de los fallecidos en una carretera de la capital de la provincial de Baluchistán. Esta comunidad celebró manifestaciones similares en Quetta cuando en 2012 una serie de atentados acabaron con la vida de unas 200 personas en esta región.

Pakistán Irán
El redactor recomienda