DURANTE LA DESPEDIDA AL LÍDER SUDAFRICANO

El milagro de Mandela: Obama y Castro se estrechan la mano

Miles de personas cantan y bailan desafiando a la lluvia y al mal tiempo en Johannesburgo, donde ocupan ya el estadio para asistir al funeral

Miles de personas cantan y bailan desde hace horas desafiando a la lluvia y al mal tiempo en Johannesburgo, donde ocupan ya el estadio FNB de Soweto para asistir al servicio religioso oficial en memoria del expresidente Nelson Mandela. Entonando canciones de lucha y haciendo sonar pitos, miles de sudafricanos llenan las gradas a la espera de que comience la ceremonia que se postula como la más grande de los últimos tiempos.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, uno de los casi cien jefes de Estado o de Gobierno presentes en la ceremonia, agradeció hoy al pueblo de Sudáfrica haber "compartido a Nelson Mandela con nosotros". "Mandela es el último libertador del siglo XX", manifestó Obama poco después de ser recibido con una gran ovación, y algunos abucheos, en el estadio. Durante el acto, el inquilino de la Casa Blanca ha estrechado la mano del presidente de Cuba, Raúl Castro, quien ha acudido a Johannesburgo para homenajear al incansable luchador por la defensa de los derechos humanos, fallecido el jueves.  

No es un día de líderes, es un día contra la pobreza y la opresión contra la que luchó Mandela, puntualizó, sin embargo, uno de los asistentes al acto.

Esta es la primera ocasión en la que ambos mandatarios se saludan públicamente. El gesto sin precedentes entre los líderes de dos naciones en conflicto durante décadas tuvo lugar cuando Obama se dirigía hacia el estrado desde el que habló a los miles de sudafricanos presentes en la ceremonia. Castro, que mostró una sonrisa al estrechar la mano de Obama, también tiene previsto intervenir con una alocución durante el evento.

"Mandela nos enseñó que nada es imposible...hasta que está hecho. (...) Sudáfrica nos enseñó que podemos que podemos elegir un mundo donde no haya conflicto, sino justicia y paz", afirmó Obama, quien criticó que, en contra del legado de Mandela, todavía haya niños sufriendo de hambre, escuelas cerradas, gente perseguida por sus ideas políticas en el mundo: "Eso está ocurriendo hoy", lamentó. Obama reconoció que Mandela le anima siempre a querer ser "un hombre mejor" y emplazó así a buscar la "fortaleza" de Mandela y su "grandeza de espíritu" dentro de cada uno. "Cuando la noche es más oscura, pensemos en Madiba", y citó a continuación una de las célebres citas del icono de la lucha contra el Apartheid, un régimen que EEUU nunca llegó a condenar. 'Soy el dueño de mi destino, soy el capitán de mi alma", dijo.

Entre los primeros asistantes a la ceremonia destacó la viuda de Nelson Mandela, Graça Machel, que llegó al estadio visiblemente afectada y arropada por un grupo de mujeres, todas ellas ataviadas en tonos oscuros y escoltadas por guardaespaldas. Winnie Mandela, la segunda esposa de Madiba, se fundió en un afectuoso abrazo con Machel y se besaron en el estadio. Ambas de luto y muy emocionadas quisieron hacer visible así el afecto que comparten por el icono de la lucha contra el Apartheid, mientras miles de asistentes celebraban el gesto.

Por esa misma entrada desfilaron anteriormente numerosos mandatarios de los cerca de cien jefes de Estado o de Gobierno asistirán al acto, junto a unas 80.000 personas que ya abarrotado el campo de fútbol. El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, fue ovacionado al llegar bajo un enorme paraguas. Entre los mandatarios mundiales, destacaron los expresidentes de EEUU Bill Clinton y George W. Bush. Entre los europeos, el primer ministro británico, David Cameron, el italiano Enrico Letta, el francés François Hollande y su antecesor, Nicolas Sarkozy, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, así como el Príncipe Felipe, y el portugués Aníbal Cavaco Silva.

Winnie Mandela y Graça Machael durante la ceremonia en Johannesburgo (Reuters).
Winnie Mandela y Graça Machael durante la ceremonia en Johannesburgo (Reuters).

Su compañero de prisión: "Llevó esperanza donde no la había"

Andre Mlangeni, uno de los presos que estuvo con Nelson Mandela varios años encarcelado en la prisión de Robben Island, ha asegurado que Madiba "llevó la esperanza donde no la había" y que encarnó "los valores del sacrificio, la sabiduría y la paciencia". "Nelson Mandela encarnó los valores del sacrificio, la sabiduría y la paciencia y llevó la esperanza donde no la había", ha dicho durante su discurso en el funeral por el expresidente sudafricano y premio Nobel de la Paz. Emocionado y con la voz temblorosa, Mlangeni ha asegurado que se ha visto sobrepasado por "las muestras de amor y de admiración" hacia 'Madiba' y ha hecho un llamamiento a recordar su "sonrisa única" y a "celebrar su vida y su legado".

Los estados fuera de Europa también estan ampliamente representadas en el acto: el primer ministro australiano, Tony Abbott, el primer ministro de Canadá Stephen Harper, el príncipe Naruhito de Japón y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, entre otros. El continente africano por su parte contrará con la presencia de los líderes de la República Democrática del Congo, Chad, Botsuana,Costa de Marfil, Mauritania, Malaui, Mozambique, Namibia, Níger, Senegal, Sudán del Sur, Tanzania, Túnez, Uganda, Zimbabue, Zambia y de la República Arabe Saharaui Democrática.

Además, también están presentes personalidades del mundo de la música y el cine, como el cantante y líder de U2, Bono, y la oscarizada actriz Charlize Theron. En representación de la moda mundial, la modelo Naomi Campbell y de los negocios, Bill Gates entre otros.

En la ceremonia han tomado la palabra, entre otros Obama; la brasileña Dilma Roussef; y el cubano Raúl Castro, así como familiares y amigos de Mandela. "No es un día de líderes, es un día contra la pobreza y la opresión contra la que luchó Mandela", puntualizó, sin embargo, uno de los asistentes al acto.

Imagen del Estadio de Johannesburgo (Reuters)
Imagen del Estadio de Johannesburgo (Reuters)

Las avenidas adyacentes al recinto se han cerrado al tráfico, y todos los que quieran acercarse al estadio deben hacerlo con medios de transporte en común habilitados para la ocasión. Además de encontrarse en el antiguo gueto negro de Soweto, donde Mandela vivió durante años, el estadio fue escenario en 1990 de uno de los primeros discursos pronunciados después de salir de la cárcel por el que fuera el preso político más famoso del mundo.

La ceremonia tiene también eco fuera del FNB, a través de las cerca de cien pantallas que lo retransmitirán en espacios públicos de todo el país y en otros tres estadios de Johannesburgo. La prensa local prevé que el acto del FNB sea el mayor evento de este tipo de la Historia.

Rajoy apela al legado de Mandela para "la unión de España"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha subrayado el legado de "concordia" que deja el expresidente sudafricano y lo ha aplicado a España expresando su deseo de que todos los españoles estén "unidos" en "temas esenciales" como la unidad de España. "Espero que superemos todos nuestros problemas con sentido común, lógica y buena voluntad por parte de todos", ha dicho de camino al Soccer City de Johannesburgo.

Para el presidente del Gobierno, Mandela deja un legado de "mucha dignidad", y también "ansias enormes de libertad", un valor que defendió "una persona que estuvo 27 años en la cárcel por razones exclusivamente políticas". A su juicio, "Mandela es una combinación robusta de firmeza en las convicciones y capacidad de reconciliación".

Así, ha destacado que el expresidente sudafricano deja "concordia", porque pese a todo lo que vivió "nunca fue un revanchista" sino que intentó "sumar, acordar con todos, conciliar posiciones" y de ese modo "generar convivencia entre la gente y procurar la mejora de los pueblos".

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios