Es noticia
Menú
Maduro encarcela a comerciantes para controlar los precios
  1. Mundo
NUEVO PASO EN SU GUERRA CONTRA LA INFLACIÓN

Maduro encarcela a comerciantes para controlar los precios

Nuevas víctimas de la guerra contra la inflación lanzada por Maduro, después de que el presidente venezolano alentase el saqueo de tiendas

Foto: Soldados venezolanos controlan a la multitud que se agolpa ante una tienda de electrodomésticos (Reuters).
Soldados venezolanos controlan a la multitud que se agolpa ante una tienda de electrodomésticos (Reuters).

Nuevas víctimas de la guerra contra la inflación lanzada por Nicolás Maduro. Después de que el presidente venezolano alentase el saqueo de tiendas y anunciase que el control estatal abarcará los precios de bienes de todas las ramas de la economía, al menos 28 personas han sido detenidas acusadas de usura, especulación y acaparamiento, según informó ayer la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega.

Mientras tanto, continúa la ocupación de comercios. Ortega añadió que se han emitido 10 órdenes de captura y que temporalmente se han invadido "tres negocios" hasta que sus propietarios aclaren ciertas cuestiones sobre la fijación de los precios de los productos.

Las detenciones se enmarcan dentro de la lucha contra el alza de precios que fue declarada por el Gobierno de Caracas, una ofensiva que comenzó 48 horas después de que el Banco Central de Venezuela informara de que en octubre los precios ascendieron un 5% (con ello, la tasa de inflación ha ascendido en un año hasta el 54%) y que incluyó la ocupación de cinco tiendas de una importante cadena de electrodomésticos, Daka, por, supuestamente, especular con sus productos al detectarse aumentos de precios “injustificados”.

Los analistas relacionan la guerra emprendida por Maduro con las elecciones municipales del próximo 8 de diciembre -que algunos consideran un plebiscito a su Gobierno-, una estrategia que recuerda a las importantes inversiones públicas que solía realizar Chávez antes de citas electorales

Esta ocupación fue seguida de una orden para confiscar los inventarios de Daka y ponerlos de inmediato a la venta a un “precio justo” que se encargaron de establecer las propias autoridades gubernamentales. La subasta reunió a miles de potenciales compradores, que terminaron saqueando una de las tiendas de la población. Entre los asaltantes había incluso militares y agentes de policía.

La fiscal general de Venezuela aseguró ayer que ha citado a declarar a varias personas en relación con este saqueo, ocurrido en Valencia (centro del país), sobre el que Maduro sostuvo que se limitó a una única tienda y barajó la posibilidad de que actuaran "infiltrados".

Controlar los precios a un mes de las elecciones

Tras la promesa presidencial de poner coto a los altos precios en el país (promesa lanzada a un mes de les elecciones municipales), miles de venezolanos se agolparon durante estos días ante las tiendas de electrodomésticos. Pero la algarabía se tornó en frustración a medida que las existencias se agotaban y sólo quedaban los productos más caros.

No obstante, Maduro rechaza que pueda producirse un desabastecimiento por la salida al mercado de los bienes intervenidos. "Tenemos pleno control sobre almacenes, abastecimiento y garantizamos por todas las vías que todos los rubros que vamos a regularizar tendrán su reposición y su flujo natural. Es un chantaje este argumento que utiliza la burguesía parasitaria para decir que los dejemos quietos, que no los toquemos", dijo en referencia a sus críticos, que aseguran que las medidas conducirán al desabastecimiento.

La nueva ofensiva “contra la especulación”, que Maduro amenaza con ampliar a sectores como el de la alimentación, textil y calzado, juguetes y vehículos, fue rechazada ayer de nuevo por los gremios empresariales del país, que pidieron respetar la "propiedad privada".

Tribunales especiales contra la “usura” y la Milicia en la calle

En cuanto a la ofensiva judicial que acompaña a las medidas oficiales para ampliar a todos los productos los controles de precios, Maduro anunció ayer la creación de una fiscalía y de tribunales especiales para "atender en tiempo real" los casos de "usura". El presidente ha ordenado que la nueva fiscalía, “creada de manera inmediata para atender todos estos casos de robo descarado", se abocará "única y exclusivamente" a resolver estas cuestiones.

El anuncio llega poco después de que Maduro decretase la movilización de la Milicia y del poder popular para apoyar las medidas tomadas por el Gobierno en contra de la supuesta especulación. La Milicia Bolivariana fue creada en 2005 por decreto de Hugo Chávez y está conformada por la milicia territorial, definida como el "pueblo en armas", y los "cuerpos combatientes", integrados por miembros de instituciones públicas, universidades o empresas, como la estatal Petróleos de Venezuela(PDVSA). Siempre ha sido criticada por la oposición, que considera que supone entregar armas a colectivos que no pertenecen ni a la Fuerza Armada ni a la Policía.

placeholder El control estatal de los precios abarcará totalidad de bienes y servicios en Venezuela

Las razones de la ‘ofensiva’

Los analistas relacionan la guerra emprendida por Maduro con las elecciones municipales del próximo 8 de diciembre (que algunos consideran un plebiscito a suGobierno), una estrategia que recuerda a las importantes inversiones públicas que solía realizar Hugo Chávez antes de citas electorales. La oposición, cuyo líder, Henrique Capriles, tampoco goza de mucha popularidad, denuncia que los problemas económicos que padece Venezuela se deben a la persecución del sector privado, el excesivo control estatal, la descomunal corrupción, el fracaso de las nacionalizaciones y la escasez de divisas extranjeras para los importadores.

Sin embargo, la inflación desbocada y el alza de los precios de productos de consumo también forman parte de la ecuación. Los vendedores justifican dicha subida de precios porque, aseguran, se ven obligados a comprar en dólares en el mercado negro, en el que los productos cuestan diez veces más. Este aumento de los precios golpea a los ciudadanos pobres, a pesar de los subsidios y programas financiados por el maná que conlleva la exportación de petróleo, y ha creado una terrible carestía de productos básicos, desde leche hasta papel higiénico, y alimentos.

Nuevas víctimas de la guerra contra la inflación lanzada por Nicolás Maduro. Después de que el presidente venezolano alentase el saqueo de tiendas y anunciase que el control estatal abarcará los precios de bienes de todas las ramas de la economía, al menos 28 personas han sido detenidas acusadas de usura, especulación y acaparamiento, según informó ayer la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega.

Inflación Nicolás Maduro Precios Petróleo Hugo Chávez
El redactor recomienda