ESPAÑOLES CONTRA ESPAÑOLES Y OTRas quimeras

Guía para entender la trama del espionaje

¿Espiaron los europeos en masa a los europeos y le dieron los datos a la NSA? No. Está por probar la colaboración de los servicios secretos españoles

Foto: El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, da un discurso en el Capitolio (Efe).
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, da un discurso en el Capitolio (Efe).

¿Espiaron los europeos en masa a los europeos y le dieron los datos a la Agencias Nacional de Seguridad (NSA)? No, que se sepa. Una cosa es que los servicios de ambos lados del Atlántico cooperen, y otra bien distinta, y que todavía está por probar, que los servicios secretos europeos recolectaran los metadatos en cuestión y se los entregaran a sus colegas americanos.

La comparecencia del spymaster estadounidense, el general Keith Alexander, ante la Cámara de Representantes, mezclada con los documentos filtrados por Edward Snowden, ha provocado una gran confusión sobre lo que se sabe del espionaje en masa a españoles y otros ciudadanos europeos. De momento, y a pesar de lo publicado, no hay ninguna evidencia de que el CNI entregara metadatos de españoles a la NSA.

El spymaster estadounidense no dijo que los europeos le estuvieran entregando datos de sus conciudadanos. Hablamos de registros aportados por europeos obtenidos fuera de sus fronteras y en zonas de guerraLa que sigue es una guía rápida sobre qué se puede afirmar y qué no con lo que se sabe a día de hoy. Por supuesto, esta información es totalmente líquida, y puede ir cambiando a medida que se vayan conociendo nuevas revelaciones. Hay que tener en cuenta, además, que se trata de servicios de espionaje, que lo que digan puede no ser cierto o estar dicho de tal manera que provoque confusión y distraiga la atención. En palabras del comentarista Trevor Timm: “¡Oh! ¿La NSA dice que las informaciones sobre ellos son falsas? ¡Entonces ya todo está claro, porque ellos nunca mienten, confunden, distraen o desinforman!”.

¿Es cierto que la NSA recogió los registros (metadatos) de 60 millones de llamadas en España y millones más en Europa?

Sí, si crees a la prensa europea; no, si crees a la NSA estadounidense. En junio, Der Spiegel publicó “La NSA husmea en 500 millones de conexiones de datos alemanes”. O Globo de Brasil hablaba de 2.000 millones de llamadas controladas. Estos datos se habrían obtenido de las representaciones gráficas de la cantidad de espionaje generadas por el programa boundless informant. Snowden filtró documentos que muestran cómo trabaja dicho programa.  

En el caso español,  según la información de El Mundo publicada esta semana, “la NSA espió 60 millones de llamadas telefónicas en España en sólo un mes”. Dicha noticia se basa en un documento titulado “España - últimos 30 días”, en el que se muestra un gráfico de barras de las DNR (números de teléfono). Se trataría de un documento generado con el sistema informático de “gestión del espionaje” boundless informant, un programa que dibuja la cifra de llamadas que fueron interceptadas en los distintos países. Cada entrada es un número de teléfono, DNR, o una entrada de internet, DNI.

Si nos creemos la versión del director de la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense, las afirmaciones de los diarios europeos sobre la obtención de decenas de millones registros de llamadas telefónicas y de internet (metadata) son totalmente falsas. “Se tratan de capturas de pantalla de herramientas de internet utilizadas para la gestión de datos. Ni ellos (los periodistas) ni las personas que robaron el material clasificado comprendían lo que estaban mirando”, aseguró el general. 

Keith alexander, director de la nsa
Keith alexander, director de la nsa

 Pero esto es poco creíble. El documento de boundless informant especifica que “permite a los usuarios seleccionar un país en un mapa y ver el volumen de metadatos y seleccionar detalles sobre la recolección contra ese país”.

¿Es cierto que el CNI ayudó a recoger metadatos de 60 millones de llamadas en España?

No, o al menos no con lo que se sabe. El spymaster estadounidense no sólo no dijo que los europeos le estuvieran entregando datos de europeos, sino que afirmó explícitamente: “La herramienta de internet cuenta los registros de metadata y los muestra en distintos formatos. Se muestran datos recopilados legalmente por la NSA, así como datos entregados a la NSA por socios extranjeros. Para ser perfectamente claro: no es información que nosotros recogiéramos sobre ciudadanos europeos. Representa información que nosotros, y nuestros aliados de la OTAN, hemos recolectado en defensa de nuestros países, en apoyo de operaciones militares”. Es decir, hablamos de registros aportados por europeos obtenidos “fuera de sus fronteras” y “en zonas de guerra”.

En este sentido, los artículos de prensa sobre la presunta colaboración europea en el espionaje son confusos: hacen creer que los datos sobre las llamadas de españoles fueron entregados por el CNI u otros servicios europeos, y no hay ninguna indicación de ello.

Minutos antes de la comparecencia en el Congreso, funcionarios estadounidenses filtraron al diario Wall Street Journal que “registros de llamadas recopilados por los europeos -en zonas de guerra y fuera de sus fronteras- se compartieron con la NSA como parte de los esfuerzos para proteger tropas estadounidenses y aliadas”. Es decir: mientras se hablaba del posible espionaje masivo de ciudadanos europeos, se filtraba otra noticia, el hecho de que los europeos habían compartido información de llamadas sobre ciudadanos no europeos. El gazpacho informativo estaba preparado.

La colaboración puntual ha sido reconocida tras atentados como el 11-M y el 11-S. Pero no hay, por el momento, nada que indique que el CNI ha jugado un papel en la obtención de los millones de registros de llamadas de la NSAEn el artículo de El Mundo, “El CNI facilitó el espionaje masivo de EEUU a España”, se habla tan sólo de un documento titulado “Compartiendo información de computación y criptología operacional con compañeros extranjeros”, en el que se clasifica a los países en cuatro niveles de cooperación. España estaría en el segundo. El documento establece qué protocolos hay que seguir ante eventuales operaciones de espionaje conjuntas. Es totalmente general y, desde luego, no se desprende que el CNI haya ayudado a obtener los registros de 60 millones de llamadas en un mes.

¿Es cierto que el CNI colabora con la NSA?

Sin duda, pero sólo con carácter general, no necesariamente para entregar la información de decenas de millones de llamadas de españoles. Esto sería probablemente un caso de alta traición, porque entre esos datos puede haber llamadas de políticos, empresarios, etcétera.

La colaboración puntual ha sido reconocida tras atentados como el 11-M y el 11-S. Pero no hay, por el momento, nada que indique que el CNI ha jugado un papel en la obtención de los millones de registros de llamadas de la NSA. El escrito mencionado (“Compartiendo información de computación y criptología operacional con compañeros extranjeros”) sólo es un documento marco en el que se dice que la NSA contempla el intercambio de criptología “con varios países extranjeros” en determinadas circunstancias, y expone las condiciones; nada más.

¿Es cierto que la NSA espió los teléfonos de líderes europeos?

Segundo día de la Cumbre de líderes de la UE
Segundo día de la Cumbre de líderes de la UE
Sí. Tanto la NSA como la Casa Blanca lo han admitido implícitamente, aunque Washington niega que lo esté haciendo ahora y que lo vaya a hacer en el futuro. Se trata de proteger a Barack Obama aduciendo que desconocía el asunto de los pinchazos a líderes como Angela Merkel. Alemania asegura que estos pinchazos se estaban llevando a cabo desde 2002, según informaciones de prensa. Es un asunto totalmente diferente al espionaje en masa de los metadatos de los ciudadanos europeos. La tecnología, para empezar, sería diferente. Los metadatos se pueden obtener directamente de las empresas de telecomunicaciones. En Estados Unidos, la NSA lo hace con operadoras como AT&T o empresas de internet como Google, Yahoo o Microsoft, entre otras muchas. Pinchar los teléfonos de los líderes europeos y escuchar sus conversaciones requiere de ciberespionaje.

¿Espían los servicios secretos europeos en masa a sus ciudadanos?

No hay nada que lo indique por el momento, con la excepción de Reino Unido. Se sabe que los servicios secretos británicos sí lo hacen: espían los datos de los europeos y de los que no lo son. Según los documentos de Snowden, pinchan directamente los cables de comunicaciones que pasan por su territorio. El Cuartel General de las Comunicaciones del Gobierno (GCHQ) pinchó los teléfonos de los líderes europeos en el G20 de Londres. Reino Unido estaría en ese sentido al mismo nivel que Estados Unidos en términos de espionaje masivo. No se sabe de momento que otros servicios europeos lleven a cabo estas prácticas.

¿Es cierto que Europa también espía intereses americanos?

Sí, según el general Alexander. En todo caso, habría aquí una cuestión de escala. Pero en este asunto en particular todo son preguntas. Si Estados Unidos está obteniendo los metadatos de decenas de millones de europeos, ¿están haciendo lo mismo los servicios secretos españoles, franceses o alemanes, con las llamadas de millones de estadounidenses? ¿Tienen los servicios secretos franceses pinchado el teléfono de Barack Obama o el de los funcionarios encargados de negociar el Tratado de Libre Comercio? ¿Pincha España el cable de internet que pasa por Cádiz, y guarda todos los datos en un servidor? ¿No se hace por falta de potencia tecnológica? ¿Por qué no pide el CNI los registros de metadatos a las compañías telefónicas, como hace la NSA? ¿O sí lo hace con carácter generalnbsp;

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios