La foto que Washington no quiere que veas
  1. Mundo
OBAMA "AYUDARÁ" A LOS REBELDES SIRIOS

La foto que Washington no quiere que veas

Un día después de que el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, comparase a Bachar al Asad con Adolf Hitler, unas imágenes le devuelven el golpe.

Foto: John Kerry cena con Bachar al Asad en restaurante de Damasco en febrero de 2009 (Buzz Feed).
John Kerry cena con Bachar al Asad en restaurante de Damasco en febrero de 2009 (Buzz Feed).

Un día después de que el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, comparase a Bachar al Asad con Adolf Hitler, unasimágenes le devuelven el golpe. El diario británico Daily Mailha difundidounas fotografías que muestran al jefe de la diplomacia estadounidense cenandocon el líder sirio en febrero de 2009 en un restaurante de Damasco junto a sus respectivas esposas, Asma Asad, de origen británico,y Teresa Heinz.

Dicho encuentro tuvo lugar poco antes de que comenzasenlas protestas estudiantiles que exigían una auténtica democracia en Siria. La brutal represión de aquellas manifestaciones degeneró tiempo después en la guerra civil que desangrael país desde hace más de dos años, con más de 100.000 muertos y dos millones de refugiados.

En la imagen, el cuarteto aparece sentado a una mesa del Naranj, considerado el mejor restaurante de toda Siria. Al Asad parece tener la palabra mientras Kerry le escucha con las manos entrelazadas. Sus esposas atienden a la conversación.Kerry era entonces senador de Massachusetts y presidente de la Comisión de Exrteriores del Senado. Había viajado a Siria para tratar con Al Asad cómo conducirla convulsa región hacia la paz.

La fotografía, difundida por la webBuzz Feed, sale a la luz ahora que Washington espera a la crucial votación del Congreso del próximo 9 de septiembre, que podría dar luz verde a una intervención extranjera en Siria liderada por EEUU como castigo al uso de armas químicas por parte del régimen de Al Asad. Según la investigación de la Inteligencia norteamericana, el Gobierno empleó armamento químico el 21 de agosto contra un suburbio de Damasco, matando a 1.400 personas, muchas de ellas niños.

El régimen sirio ataca con gas a rebeldesMientras,Kerry lleva días centradoen explicara sus compatriotas los peligros que representa el régimen de Al Asad, en un intento por convencer a la opinión pública estadounidense, mayoritariamente opuesta a una intervención,de la conveniencia de atacarSiria. "(Al Asad) se ha unido a lista de Adolf Hitler y Sadam Husein por utilizar armas químicas contra su propia gente", dijo el secretario de Estado el pasado domingo, antes de subrayar que la Casa Blanca posee pruebas del empleo de gas sarín.

Kerry ha viajado a Siria y se ha reunido con Al Asad en cinco ocasiones entre 2009 y 2011, con el objetivo de cerrar un acuerdo con Damasco que supusiese el primer paso hacia la paz entre israelíes y palestinos. Estos contactos habían generado esperanzas al jefe de la diplomacia norteamericana, quien en 2011 anunció que el régimen había cambiado al "abrazar una legítima relación con Estados Unidosy con Occidente y las oportunidades económicas que de ello derivan". Sus palabras se han demostrado erróneas. Tanto como las que pronunció en 2007 Nancy Pelosi, por aquel entonces presidenta de la Cámara, tras una reunión de tres horas con Al Asad: "El camino de Damasco es un camino de paz".

Obama tiene "un planmás amplio" para ayudar a los rebeldes

Mientras, Barack Obama ha anunciado este martes que Washington tiene un plan más amplio para ayudar a los rebeldes a derrocar al presidente Bachar al Asad. No obstante, el inquilino del Despacho Oval ha insistido en que su estretagia será limitada y no repetirá los errores de EEUU en las guerras de Irak y Afganistán.

"Lo que tenemos previsto es algo limitado. Es algo proporcionado. Degradará las capacidades de Al Asad", ha dicho. "Al mismo tiempo, tenemos una estrategia más amplia que nos permitirá poner al día las capacidades de la oposición". Sus declaraciones contradicen lo manifestado por Washington hasta el momento: EEUU siempre ha insistido en que elataque contra Siria no pretende desequilibrar la balanza en la guerra civil, sólo castigar al régimen por el uso de armas químicas con ataques de misiles balísticos contra objetivos específicos.

Siria Washington Bashar al Assad Estados Unidos (EEUU) Guerra Civil
El redactor recomienda