La presión para que Obama actúe en Siria aumenta pese a la inspección de la ONU
  1. Mundo
republicanos y demócratas piden intervenir

La presión para que Obama actúe en Siria aumenta pese a la inspección de la ONU

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, trazó la línea roja para Siria en el uso de armas químicas y ahora puede verse obligado a actuar,

Foto: Barack Obama, presidente de Estados Unidos. (Reuters)
Barack Obama, presidente de Estados Unidos. (Reuters)

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, trazó la línea roja para Siria en el uso de armas químicas y ahora puede verse obligado a actuar, después de que la oposición siria acusara al régimen de Bashar al Asad de perpetrar el miércoles pasado un ataque con ese tipo de armas en varios suburbios de Damasco en poder de los rebeldes, y provocar la muerte de 1.300 personas. Tras reunirse con los asesores este fin de semana, Obama puede esperar para cumplir su amenaza a que los inspectores de la ONU comprueben si, efectivamente, se utilizaron armas químicas.

Damasco accedió el domingo a permitir la entrada de los inspectores y un equipo de veinte expertos de las Naciones Unidas está esperando en un hotel de Damasco, a unos kilómetros del lugar del ataque, el peor desde que tropas de Sadam Husein gasearan a miles de kurdos iraquíes en 1988. Mientras tanto, crece la presión de los políticos republicanos y demócratas sobre el presidente para que lleve a cabo ya una acción militar.

Aunque Obama se ha mostrado hasta ahora prudente, un alto cargo estadounidense dijo este fin de semana que había muy pocas dudas de que el Gobierno sirio había usado armas químicas contra civiles el miércoles y que Washington está estudiando cómo responder. Además, aseguró que cualquier decisión de garantizar acceso a los inspectores llega "demasiado tarde como para ser creíble" porque las pruebas pueden haberse modificado por los bombardeos del Gobierno y otras acciones, según recoge Reuters.

"Tenemos que actuar, y tenemos que actuar rápidamente", dijo el representante por Nueva York Eliot Engel, el demócrata de rango más alto en el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja, durante una entrevista hoy en el programa FOX News Sunday. "El Congreso debe involucrarse pero, quizá, no inicialmente", añadió Engel, quien opinó que EEUU no debería enviar tropas aunque sí puede usar misiles crucero para destruir las pistas de aeródromos que use el Gobierno sirio. "Creo que debemos responder junto con nuestros aliados de la OTAN. No podemos permitirnos el lujo de sentarnos y esperar", subrayó.

En la misma línea, el senador por Tennessee, Bob Corker, el republicano de mayor rango en el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta, insistió en que "responderemos de manera limitada y precisa". "Espero que en cuanto el presidente retorne a Washington pida autorización del Congreso para hacer algo de manera proporcionada", añadió. "Algo que llame la atención (de los gobernantes sirios) y les haga entender que no vamos a tolerar este tipo de actividades", recalcó.

Comienza la investigación

En medio de la creciente tensión bélica, un portavoz de la Secretaría General de las Naciones Unidas confirmó este domingo que Siria se ha plegado a las presiones y ha autorizado una investigación del supuesto ataque, que comenzará mañana, lunes 26 de agosto. El Gobierno se ha comprometido incluso a observar un cese de las hostilidades en la zona afectada, agregó el portavoz a través de un comunicado.

A man holds the body of a dead child among bodies of people activists say were killed by nerve gas in the Ghouta region, in the Duma neighbourhood of Damascus

A este respecto, un funcionario de alto rango en el Gobierno de EEUU, citado pero no identificado por la cadena CBS de televisión, dijo que tal investigación "llega demasiado tarde como para darle crédito". "Si el Gobierno sirio no tuviese algo que ocultar y quisiera probar al mundo que no ha usado armas químicas en este suceso, habría cesado sus ataques en el área y habría dado acceso inmediato a la ONU, hace cinco días", argumentó el citado funcionario.

"A estas alturas, la decisión del régimen de permitir el acceso a un equipo de la ONU llega demasiado tarde como para darle crédito, porque las pruebas disponibles están significativamente corrompidas dados los persistentes bombardeos y otras acciones intencionadas del régimen en los últimos cinco días", añadió.

Siria Estados Unidos (EEUU) ONU Barack Obama