Es noticia
Menú
Detenido en Murcia sin oponer resistencia el pederasta indultado por Marruecos
  1. Mundo
pesaba una orden de busca y captura internacional contra él

Detenido en Murcia sin oponer resistencia el pederasta indultado por Marruecos

El rey Mohamed VI ha anulado la gracia real otorgada al pederasta español Daniel Galván, al que el monarca indultó junto a otros 47 presos españoles

Foto: El rey de Marruecos, Mohamed VI (Reuters)
El rey de Marruecos, Mohamed VI (Reuters)

El pederasta español Daniel Galván, cuyo indulto había sido revocado por el rey deMarruecos, ha sido detenido esta tarde a las 17.25 horasen la ciudad de Murcia y será puesto a disposición de la Audiencia Nacional en las próximas horas, según fuentes del Ministerio del Interior.

Agentes de la Policía Nacional lo han detenido en una vivienda de Murcia y lo han trasladado a dependencias policiales, atendiendo a los orden de busca y captura internacional que pesaba sobre él, emitidapor el Ministerio de Justicia marroquí. El Gobierno alauita tomó esta decisión después de que el Rey de Marruecos, Mohammed VI, revocara el indulto que permitió a Galván salir de prisión tras haber cumplido sólo dos años de cárcel de los 30 años que le fueron impuestos por 11 delitos de pedofilia cometidos en la ciudad de Kenitra.

Fuentes de Interior han detallado que Galván ha sido detenido en un hotelde Murcia sin oponer resistencia. En las próximas horas será trasladado a la Audiencia Nacional. En principio, el pederasta deberá cumplir los 28 de prisión que le fueron impuestos en Marruecos, aunque podría acceder a los beneficios penitenciarios que contempla la legislación española.

placeholder El hostal de Murcia en el que ha sido detenido el pederasta

Reunión hispano-marroquí en Madrid

Los detalles se cerrarán este martes, cuando dos altos funcionarios marroquíes viajarán a Madrid para reunirse conel director general de Cooperación Jurídica Internacional del Ministerio de Justicia, Ángel Llorente, para mantenerun encuentro con el objetivo de coordinar una respuesta conjunta al conflicto.

Fuentes de Justicia han señaladoque el encuentro es consecuencia de la comunicación telefónica que han mantenido el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón y su homólogo alauí, Mustafá Ramid. Ambos se han comprometido a mantener una "colaboración absoluta" entre ambos gobiernos para alcanzar una solución satisfactoria sobre este asunto.

El embajadorespañol en Rabat había explicado hoy que el Gobierno solicitóal rey Mohamed VI deMarruecosel traslado del preso Daniel Galván a una cárcel española, pero no su indulto. En concreto, el Gobierno español, a través de la embajada, había presentado al marroquí dos listas, una con peticiones de indultos, para 15 presos, y otra para el traslado de 33 reclusos, pero las dos listas debieron ser mezcladas en algún momento porque el monarca indultó a todos ellos, sin excepción. Las dos listas habían sido previamente verificadas por el Ministerio de Asuntos Exteriores español "para comprobar que no hubiera ninguna persona con delito de sangre", según la misma fuente.

El rey Mohamed VI revocó a última hora del domingoel indulto otorgado el pasado martes al pederasta español Daniel Galván, beneficiario de una medida colectiva de gracia junto con otros 47 presos españoles. Se trata de una medida excepcional que ha sido recibida en Marruecos como un triunfo de la sociedad civil después de las intensas protestas que se habían desatado en el país y que en muchos casos habían sido dispersadas violentamente por la policía. Las movilizaciones en las calles –no se veían iguales en el reino alauí desde la primavera árabe-ya habían forzado a Mohamed VIa dar explicaciones el sábado, cuando afirmó que no se le había informado de la gravedad de los crímenes del reo indultado.

En un comunicado, el Gabinete Real de Marruecos informó de que el monarcaha dado instrucciones al ministro de Justicia, Mustafá Ramid, para que estudie con su homólogo español el seguimiento que se debe dar a la cuestión tras anular el indulto.

Un organizador de fiestas en Kenitra

placeholder

Galván llegó a Marruecos hace algo más de ocho años y era un tipo popular en la localidad de Kenitra, a media hora de Rabat, una ciudad de 300.000 habitantes construida hace tan solo 120 años. Es una localidad insípida, carente de los atractivos turísticos y el oropel de Marrakech, de Fes o de Essaouira, pero muy animada. Los rabatíes recuerdan que huían de la aburrida capital marroquí para salir de fiesta en Kenitra durante los años 80. Galván también celebraba allí sus “fiestas”, en una casa a pocos kilómetros del centro de la ciudad, a las que invitaba a grupos de niños después de haberse ganado la confianza de los padres.“Es un tipo instruido y se presentaba como profesor que había dado clases en España” –recuerda Hamid Krayi, abogado de las víctimas, en conversación con El Confidencial.

En 2009 llegó la primera denuncia. Galván había empleado a dos niñas en su casa para que trabajaran en el servicio doméstico. Les pagaba al mes, a cada una, 500 dirhams (unos 44 euros) . En Marruecos es frecuente emplear a niñas como trabajadoras domésticas, una práctica que ha sido denunciada por todas las asociaciones de protección de la infancia, pero quesigue vigente.

Un día, los vecinos escucharon gritos en el interior de la casa y llamaron a la policía. En la comisaría las niñas declararon que Galván había intentado violarlas y los padres le denunciaron, aunque el proceso fue abortado porque Galván consiguió convencer a los padres para que retirasen los cargos. A cambio, les prometió casarse con una de ellas, de catorceaños, y adoptar a la otra, de diez,y nunca más se habló del asunto hasta 2010.

Caso ejemplar contra la pederastia

Cuando no estaba dando fiestas en Kenitra, Galván pasaba temporadas en España. Desde allí, durante una de esas estancias, llamó por teléfono a uno de sus vecinos que habitualmente se ocupaba de echar un vistazo a la casa cuando estaba fuera. Le pidió que entrara en la vivienda y destruyera todos los cd´s que encontrara, y así lo hizo el vecino. Sin embargo, encontró una memoria USB y pensó que quizás podría quedársela y sacar algún dinero vendiéndola.Cuandoel comprador vio la naturalezadel contenido,puso el caso en conocimiento de la policía.

El pequeño aparato albergaba imágenes sexuales de 22 niños y niñas posando junto a él. Entre ellos, una niña de unos onceaños que, por el entorno en el que está tomadala fotografía, hace pensar que es de origen europeo. Cuando la policía registró la casa, encontró decenas de imágenes guardadas en los ordenadores, en cámaras fotográficas y en teléfonos móviles.

Cuando se inició el procedimiento, sólo tres familias (seis víctimas) presentaron cargos, a pesardeque la policía consiguió identificar a once,deentre tres y quince añosdeedad. Las familiasdelos cinco niños restantes decidieron no participar en el proceso judicial, que comenzó en 2011 y en el que Galván fue cambiandodeestrategia. En su declaración policial se mostró tan arrepentido que llegó a decir “Merezco ser ejecutado”, pero al poco tiempo la defensa decidió que la táctica que debían seguir era presentar a su cliente como un esquizofrénico con doble personalidad.

“Durante el juicio –rememora Kryari- estaba tranquilo y se defendió argumentando que en los momentos en los que cometía los abusos no era él mismo, sino otra persona”. Pero su declaración estaba llenadecontradicciones, como revela el hechodeque el juez le preguntara en una ocasión por qué lo hizo y su respuesta fuera “porque los niños marroquíes son baratos”.

El caso acaparó los titulares y reportajes en la televisión y la radio marroquí con el título “El pederastade Kenitra” a finales de 2011, cuando fue condenado, porque los abogados de las víctimas consiguieron una pena ejemplar en Marruecos: 30 años de prisión, la mayor condena por pederastiahasta la fecha. Normalmente los condenados por este tipo de delitos tan sólo pasan tres o cuatro años en la cárcel, a pesar de que las cifras de abusos sexuales a menores son escandalosas. Según las asociaciones, 26.000 menores son violados en Marruecos cada año. Las cuentas son desoladoras: 71 niños al día.

El pederasta español Daniel Galván, cuyo indulto había sido revocado por el rey deMarruecos, ha sido detenido esta tarde a las 17.25 horasen la ciudad de Murcia y será puesto a disposición de la Audiencia Nacional en las próximas horas, según fuentes del Ministerio del Interior.

Indulto Pederastia Derechos humanos Infancia
El redactor recomienda