Golpe de Estado en Egipto
  1. Mundo
EL EJÉRCITO ARREBATA EL PODER AL ISLAMISTA MURSI Y SUSPENDE LA CONSTITUCIÓN

Golpe de Estado en Egipto

El presidente egipcio Mohamed Mursi ya no ostenta el poder. El Ejército ha arrebatado el mando del país al mandatario islamista tras un rápido golpe de

placeholder Foto: Golpe de Estado en Egipto
Golpe de Estado en Egipto

El presidente egipcio Mohamed Mursi ya no ostenta el poder. El Ejército ha arrebatado el mando del país al mandatario islamista tras un rápido golpe de Estado, han disuelto el Parlamento y suspendido la Constitución. Asimismo, los militares imponen un Gobierno "transitorio" cuya presidencia asumirá provisionalmente el presidente del Tribunal Constitucional Supremo, hasta que se celebren elecciones legislativas y presidenciales anticipadas. 

Una explosión de júbilo ha inundado hoy la plaza Tahrir tras el anuncio del Ejército egipcio, realizado por el jefe de las Fuerzas Armadas, Abdel Fatah Al Sisi, por televisión. Durante su discurso, Al Sisi ha resaltado que el Ejército comprende las demandas de la población y ha recordado que las Fuerzas Armadas "han intentado fomentar una reconciliación nacional en los últimos meses".

El golpe de Estado, lanzado tras concluir el ultimátum de 48 horas que dio el Ejército para que Mursi y el resto de fuerzas políticas alcanzaran un pacto, ha sido fulminante. Tras un veloz despliegue de tropas y blindados en El Cairo, los militares tomaron esta tarde la televisión pública, cerraron las zonas de la capital en las que suelen producirse las protestas islamistas y cercaron el Palacio Presidencial. En estos momentos, la tensión en la capital es máxima en las zonas que han tomado los seguidores de los Hermanos Musulmanes.  

Antes de iniciar el golpe de Estado, los mandos militares se habían reunido con representantes religiosos, opositores y figuras políticas y sociales del país. Mursi, elegido hace tan sólo un año en unos comicios considerados limpios por la comunidad internacional, se encuentra bajo recaudo militar. No obstante, ha llamado a sus seguidores a resistir de forma pacífica, según una fuente cercana a la presidencia citada por France Press. El derrocado presidente ha añadido que las medidas anunciadas por el general Al Sisi son un "golpe" y que él continúa siendo el presidente de Egipto.

Explosión de júbilo en Tahrir y desolación islamista

Cientos de miles de personas se concentran en la céntrica plaza ondeando banderas de Egipto y bajo el ensordecedor ruido de los fuegos artificiales. La emoción se ha desbordado en Tahrir, que también fue el epicentro de la revolución que desbancó del poder al presidente Hosni Mubarak en 2011. 

Los opositores cantan el himno nacional y canciones patrióticas en señal de alegría, mientras algunos apuntan con rayos láser hacia los helicópteros militares que sobrevuelan la plaza. "Llevábamos tanto tiempo esperando este momento que ahora que ha ocurrido es emocionante. A Egipto le espera un futuro mejor", dijo a la agencia Efe la joven Joyce Saman, de 23 años.

En las cercanías del palacio presidencial de Itihadiya, los opositores congregados corean lemas contra el gobierno de los Hermanos Musulmanes y saludan la decisión de las Fuerzas Armadas con gritos y aplausos. Las calles de la capital se han llenado de coches, cuyos conductores tocan las bocinas al unísono, al tiempo que comparsas de personas han salido a pie a festejar la caída de Mursi.

Mientras tanto, la escena es radicalmente distinta en la plaza de Rabea al Adauiya, en el barrio cairota de Ciudad Naser. Allí, los simpatizantes de Mursi que habían acudido para expresar su apoyo al mandatario islamista deambulan en silencio y han dejado de levantar banderas. También se escuchan gritos de "Ilegítimo", en alusión a la decisión de las Fuerzas Armadas de sustituir a Mursi por el presidente del Tribunal Constitucional.

El Baradei: el plan militar es "un paso hacia la reconciliación"

El representante del opositor Frente 30 del Junio, Mohamed el Baradei, ha calificado la hoja de ruta trazada por el Ejército como un "paso hacia la reconciliación nacional". El Baradei, que acompañó al jefe del Ejército, Abdel Fatah al Sisi, y a líderes religioso en la presentación de su plan, aseguró que "se corrige así la Revolución del 25 de Enero", que derrocó a Hosni Mubarak, y se responde a las demandas del pueblo egipcio.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más