El asesino de Toulouse nunca se rindió: la policía le abatió de un disparo en la cabeza
  1. Mundo
HIRIÓ A CINCO POLICÍAS ANTES DE LANZARSE POR LA VENTANA MIENTRAS DISPARABA

El asesino de Toulouse nunca se rindió: la policía le abatió de un disparo en la cabeza

Después de más de 30 horas de asedio, Mohamed Merah ha muerto en el asalto de las fuerzas policiales francesas al apartamento en el que se había

placeholder Foto: El asesino de Toulouse nunca se rindió: la policía le abatió de un disparo en la cabeza
El asesino de Toulouse nunca se rindió: la policía le abatió de un disparo en la cabeza

Después de más de 30 horas de asedio, Mohamed Merah ha muerto en el asalto de las fuerzas policiales francesas al apartamento en el que se había refugiado en la madrugada del lunes. El 'asesino de Toulouse' se ha defendido hasta el último momento con las armas en la mano y ha herido a cinco policías antes de lanzarse por la ventana sin dejar de disparar. El fiscal jefe de París, François Molins, ha informado que murió de un tiro en la cabeza y de que los agentes actuaron "en legítima defensa" cuando saltó por la ventana del apartamento disparando contra ellos con un colt 45. Merah llevaba un chaleco antibalas bajo una chilaba y poseía cócteles molotov.

Según ha explicado el ministro del Interior, Claude Guéant, los policías echaron abajo la puerta y se introdujeron también por el balcón con unas cámaras detectoras de presencia que no pudieron dar con él hasta que se procedió a la inspección del baño, de donde salió abriendo fuego. Su feroz resistencia ha causado un intenso intercambio de disparos que se ha prolongado durante más de cinco minutos y en el que se han consumido más de trescientos cartuchos. A continuación se ha arrojado por la ventana y ha sido encontrado muerto en el suelo con un disparo en la cabeza. 

El asesino confeso no había dado señales de vida desde ayer por la noche, pero de su fuerte defensa se deduce que se había estado preparando para el asalto. Según Guéant, un miembro experimentado de las fuerzas policiales ha declarado que "nunca había visto un asalto tan violento".  

De esta manera, no se han podido cumplir los deseos del Gobierno francés, que deseaba capturarlo con vida. El ministro del Interior había declarado antes del asalto que "se contemplan todas las hipótesis. Tenemos una prioridad, que se pueda rendir, entregarlo a la justicia, entregarlo vivo. Esperamos que siga vivo".

Su exabogado critica la estrategia policial

Quien fuera abogado de Mohamed Merah desde su adolescencia, Christian Etelin, ha declarado que eSTE final es "el resultado lógico" de la estrategia adoptada. "Le hemos encerrado cada vez más en su autismo, en su ruptura con la realidad, no hemos hecho nada para ayudarle a establecer un vínculo, un diálogo", ha señalado Etelin, que defendió a menudo a Merah en pequeños delitos de robo. "La estrategia seguida solo podía llevar a que quisiera morir con las armas en la mano, me hubiera gustado que hubiéramos hecho más para poder tener explicaciones, para comprender cómo había llegado a este punto de deshumanización", ha añadido.

Consultar webs que inciten al odio será perseguido penalmente

En una comparecencia ante los medios, Nicolas Sarkozy ha anunciado consecuencias penales para quien consulten habitualmente sitios web "que hagan apología del terrorismo o que inciten al odio", así como para las personas que viajen al extranjero para participar en "cursos de adoctrinamiento ligados al terrorismo". Se trata de una idea novedosa puesto que la mera consulta de páginas web no está penada por la ley francesa.

El presidente francés, inmerso en la carrera electoral para lograr la reelección, ha reaccionado de esta manera a las críticas recibidas por no haber detectado antes el peligro potencial que suponía Mohamed Merah, además de destacar que los "nuestros compatriotas musulmanes no tienen nada que ver con esta historia". Sarkozy ha anunciado la puesta en marcha de una investigación para saber si Merah ha tenido cómplices, después de que se hayan conocido sus conexiones con estructuras terroristas en Pakistán. 

Toda la noche hostigándole

El joven argelino, de 23 años y apasionado por las motos, era el principal sospechoso de siete asesinatos -tres militares y cuatro ciudadanos de origen judío, en su mayoría niños- acontecidos durante la semana pasada. La policía cerró el círculo en torno a Merah hasta su propio domicilio. Desde las 21 horas de ayer, Merah se encontraba completamente a oscuras, sin acceso a agua potable ni posibilidad de obtener alimento. La policía gala se esforzó durante la noche en desestabilizarle sin obtener ninguna respuesta. 

Al caer el sol del miércoles se cortaban todos los suministros. No solo en el domicilio, sino en todo el área residencial aledaña. Después, los artificieros detonaros una serie de bombas muy próximas al edificio que, según algunas versiones, podrían haber comprometido la integridad de su estructura. En torno a las 23 horas se sucedieron las primeras deflagraciones, tres de carácter moderado y una muy sonora, que vinieron acompañadas del anuncio a la prensa de una intervención inminente de la casa

Falsa alarma. Efectivamente, las fuerzas del RAID (unidad de élite de la policía francesa) se desplegaron en torno a la finca, pero en ningún momento se consumó el asalto. Más tarde, fuentes del ministerio del Interior confesarían a Le Monde que todo había sido fruto de una estrategia de desgaste con que el objeto de identificar la aleación nerviosa de Merah y que la estrategia pasar por intimidar y hostigarle hasta que cayera presa la fatiga y los nervios. En distintos momentos de la madrugada la policía ha efectuado disparos al aire a este efecto.


Détonations près de l'immeuble où Mohamed Merah... por lemondefr

Cuestión de tiempo

Mientras que los expertos psicológicos consultados por los rotativos galos indican que su perfil no coincide con el de los mártires yihadistas, personas en su círculo de amigos sostenían que se trataba de un individuo "pasional e impredecible". Para las autoridades francesas podría haber sido valiosa la información que se pudiese extraer de Merah una vez detenido, algo que finalmente no se ha conseguido. La inteligencia francesa, que ya conocía de sus periplos por Pakistán y Afganistán, no ha confirmado ni desmentido la pertenencia del asesino a la organización terrorista Al Qaeda. Algunos analistas en Estados Unidos trabajan con la hipótesis de que Al Qaeda esté replanteando su presencia en Europa sustituyendo las células terroristas por individuos con capacidad para atentar de forma autónoma, sacrificando potencia de fuego por una mejor mímesis con el entorno. En este escenario su testimonio podría resultar clave para evitar posteriores atentados en todo el continente. 

Un tipo cortés, radicalizado

En el barrio, nadie podía imaginarse que Mohamed, siempre tan discreto y sonriente, sería la persona más buscada del país. Poco dado a dejarse ver en público, sus vecinos le identifican con alguien "cortés y educado", incapaz de empuñar un arma. En la misma línea discurre el razonamiento de Christian Etelin, ex abogado de Merah en delitos menores, que afirma que siempre recibió un trato "más que correcto" de su cliente. Etelin, sin embargo, considera que "hace dos años" su cliente "se radicalizó súbitamente y se marchó a Afganistán". "Su radicalización se hizo sobre todo en el seno de un grupo de ideología salafista y aparentemente consolidada durante dos viajes, uno a Afganistán y otro a Pakistán", apostillan desde Interior.

En el vídeo, emitido en la madrugada de ayer por France 2, se puede ver un Merah pletórico haciendo filigranas a bordo de un potente automóvil. Por el momento son las únicas imágenes que se disponen del presunto terrorista.

Localizado por la IP 

Hubiera sido mucho más complicado dar con el terrorista de no ser por la dirección IP de un ordenador. En informática, la dirección IP es un número que sirve para identificar los dispositivos que se conectan a una red. Gracias a este identificativo las autoridades francesas fueron capaces de localizar a Merah, después de que éste se pusiera en contacto con el militar Imad Ibn Ziaten,  su primera víctima, a causa de la venta de una moto. El yihadista contactó con Ziaten para ver el vehículo y, en ese mismo encuentro, le abatió de dos disparos. Cuando los gendarmes inspeccionaron el ordenador del paracaidista, los registros ‘cantaron’ la IP de Abdelkader, hermano de Mohamed e iniciador del joven en materia yihadista. 

Con un puñado de sospechosos en la mano, la policía siguió la pista de la moto, una de las pocas pistas obtenidas de los testigos del último crimen. La clave la encontraron en un concesionario de Yamaha cerca del domicilio de Mohamed: un empleado recordó que, unos días antes, un individuo le había solicitado desconectar su tracker, un dispositivo empleado en los vehículos de alta gama para facilitar su localización en caso de robo. La factura de nuevo volvió a señalar a Merah, cuya residencia familiar ya se encontraba bajo vigilancia.