ASEGURA QUE SE HARÁ TODO LO POSIBLE PARA PROTEGER SU SALUD

TEPCO aumenta el límite de radiación al que se pueden exponer sus operarios

La operadora de la planta nuclear de Fukushima, TEPCO, aumentó hoy el límite de radiaciones al que permite que sus trabajadores se expongan en situaciones de

Foto: TEPCO aumenta el límite de radiación al que se pueden exponer sus operarios
TEPCO aumenta el límite de radiación al que se pueden exponer sus operarios

La operadora de la planta nuclear de Fukushima, TEPCO, aumentó hoy el límite de radiaciones al que permite que sus trabajadores se expongan en situaciones de emergencia, a raíz de la crisis nuclear en la central de Daiichi.

Tokyo Electric Power (TEPCO) elevó hasta los 150 milisievert por hora el nivel máximo al que podrán trabajar sus técnicos en el exterior de las instalaciones de Fukushima Daiichi, por encima de los 100 milisievert a los que normalmente se les permitía operar durante una emergencia, según la televisión pública NHK.

La empresa reconoció que sus trabajadores en Fukushima han estado expuestos a niveles superiores a los 100 milisiervert durante la crisis que se desató el pasado sábado y que podría haber provocado la fusión parcial del núcleo en tres de los seis reactores.

Antes del terremoto y posterior tsunami del día 11, que inutilizó los sistemas de refrigeración de la planta y desató el accidente, trabajaban en Fukushima Daiichi unos 5.000 empleados y, aunque TEPCO no ha aclarado el número de personas que están trabajando dentro, se cree que ahora hay entre 50 y 70.

TEPCO ha asegurado que hará todo lo posible para proteger la salud de sus empleados, por lo que aquellos que hayan estado expuestos en el exterior de la planta a radiaciones superiores a los 100 milisiervert a la hora no volverán a entrar en otro turno de trabajo. Según TEPCO, el aumento del máximo de radiación permitido en esta emergencia responde a las exigencias "sin precedentes y urgentes" de la situación.

TEPCO podría subir más el límite

El Ministerio de Salud japonés ya incrementó esta semana el límite máximo de radiación permitido para los operarios hasta los 250 milisieverts, lo que aún da espacio a TEPCO para nuevas subidas.

Los trabajadores de la empresa, junto con militares y bomberos, se juegan la vida a diario en un entorno de altas radiaciones para intentar enfriar los reactores dañados y para restaurar el suministro eléctrico al sistema de refrigeración de la planta.

Algunos familiares, entrevistados por el diario Asahi, han lamentado la situación a la que se enfrentan sus allegados, mientras que otros se resignan a la posibilidad de no volverlos a ver.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios