EL OIEA CONFIRMA QUE LOS REACTORES 1 Y 3 HAN SUFRIDO GRAVES DAÑOS ESTRUCTURALES

Amano: "La situación es muy grave, pero no está fuera de control"

El director general del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Yukiya Amano, ha afirmado este miércoles que "no es el momento de decir que las

Foto: Amano: La situación es muy grave, pero no está fuera de control
Amano: "La situación es muy grave, pero no está fuera de control"

El director general del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Yukiya Amano, ha afirmado este miércoles que "no es el momento de decir que las cosas están fuera de control" en Japón, en referencia a los problemas que están teniendo las centrales nucleares a causa del terremoto y el posterior tsunami del viernes pasado.

Amano, de nacionalidad japonesa, ha subrayado que "los operadores están haciendo todo lo que pueden para recuperar la seguridad" de la planta de Fukushima, gravemente afectada. Además ha reconocido que la situación que atraviesa Japón es "muy grave" y ha dicho que espera poder volar a ese país este jueves y permanecer allí un día, durante el cual pedirá más información a las autoridades niponas.

Bruselas advierte de una nueva catástrofe en las próximas horas

El comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, advirtió este miércoles que en las próximas horas podría producirse "una nueva catástrofe" en la central nuclear japonesa de Fukushima. "En las próximas horas corremos el riesgo de asistir a una nueva catástrofe de gran peligro para los habitantes y el bienestar del archipiélago" japonés, señaló en su comparecencia en la comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo, tras señalar ayer que la situación en Fukushima estaba "fuera de control".

Las graves consecuencias se derivarían del hecho que "el nuevo accidente puede afectar a la conurbación urbana de Tokio, con 35 millones de personas" dijo Oettinger quien sin embargo se mostró partidario de "no caer en el pánico". El titular europeo de Energía dijo apostar por unas pruebas de estrés "estrictas" a las 153 instalaciones nucleares europeas y apuntó que los exámenes se llevarán a cabo durante el segundo semestre del año.

Oettinger avanzó que una vez esté encarrilado el proceso de las pruebas de resistencia a las nucleares europeas propondrá al Consejo y al Parlamento europeos una legislación para armonizar la seguridad nuclear a nivel comunitario. Asimismo, apuntó que Bruselas seguirá como hasta ahora al minuto lo que ocurre en Japón y será objeto de discusión tanto en el consejo de Energía del próximo lunes como en la cumbre de jefes de Estado y Gobierno el jueves y viernes, ambos en Bruselas.

Los eurodiputados de la comisión de Medio Ambiente reclamaron al titular europea de Energía promover la europa libre de energía y le felicitaron en su mayoría al comisario por su sinceridad.
 
Graves daños estructurales

Al tiempo, el OIEA confirmó que los reactores 1 y 3 de la planta han sufrido graves daños estructurales. Tokio está muy lejos de controlar la situación en la planta nuclear de Fukushima. En un intento por impedir una tragedia, los responsables de la central japonesa trabajan desesperadamente para evitar que escapen a su control los seis reactores, si bien fotografías de los números 3 y 4 muestran importantes destrozos. Casi 200 operarios tratan de contener la fuga radioactiva. 

La empresa que gestiona la central nuclear de Fukushima-1 ha informado de que se está bombeando agua a los reactores 5 y 6 de la planta, hasta ahora los menos problemáticos, para enfriar ambos núcleos. Sin embargo, la principal prioridad sigue siendo el reactor 3, el único de la planta en el que se utiliza plutonio, mucho más nocivo que el uranio.  En las últimas horas se ha registrado un aumento de la temperatura en los reactores 5 y 6. Al parecer hay agua suficiente en las piscinas, pero parece haber un problema en el circuito de refrigeración."La situación en el reactor 4 no es exactamente una buena situación, pero el reactor número 3 es la más alta principal2, ha señalado un responsable de la compañía, Tokyo Electric Power Company (TEPCO), en rueda de prensa.

Mientras, las autoridades elevaron a 12.000 las víctimas del terremoto de 9 grados y el posterior tsunami, y el emperador Akihito se mostró "profundamente preocupado" por la situación y pidió solidaridad a los japoneses, en el primer mensaje televisado a la nación en sus 22 años de reinado. El ministro portavoz japonés, Yukio Edano aseguró en rueda de prensa que el nivel de radiactividad registrado hasta ahora, en un radio de entre 20 y 30 kilómetros de la central, donde se ha pedido a los residentes que permanezcan en casa con las ventanas cerradas, no supone "un riesgo inmediato para la salud".

Desde el aire

Ante las dificultades para inyectar agua marina en el reactor 3 desde la propia central por el alto nivel de radiación, un helicóptero de las Fuerzas de Auto Defensa (Ejército) partió hoy desde la vecina ciudad de Sendai para arrojarla desde el aire. Sin embargo, los elevados niveles de radiactividad detectados en esa zona llevaron en el último momento a abortar el intento, según la televisión nacional NHK, que citó fuentes del Ministerio de Defensa. Según la agencia local Kyodo, se teme que el reactor haya liberado vapor radiactivo debido a daños en su sistema de contención.

De este reactor salieron esta mañana columnas de humo blanco, que, según Edano, es vapor procedente de la piscina donde se almacenan barras de combustible atómico ya utilizadas. El edificio que alberga ese reactor quedó dañado el lunes a causa de una explosión de hidrógeno y ayer se detectaron altos niveles de radiación en sus inmediaciones. La elevada radiación llevó a evacuar a la mayoría de los 800 trabajadores de la central, donde quedaron solo cerca de medio centenar, que hoy tuvieron que abandonarla temporalmente a causa de una nueva subida de la radiactividad. Algunos medios apuntan a que los empleados podrían haber regresado a las instalaciones, aunque por el momento el Gobierno no lo ha confirmado.

Por otra parte, el reactor número 4 registró hoy un incendio y la empresa operadora, Tokyo Electric Power (TEPCO), publicó una fotografía del edificio en la que se ve que una gran porción de la pared exterior se ha caído. En el cuarto piso hay un agujero de ocho metros de diámetro y se puede ver el interior a través del boquete, causado ayer por otro incendio. En los reactores 1 y 2 las barras de combustible atómico también han quedado total o parcialmente dañadas. El reactor 5, apagado al igual que el 6 pero en el que también hay problemas, el nivel del agua continúa bajando. Dicho nivel había descendido 40 centímetros entre las 07.00 y las 12.00 GMT del día 15 de marzo, quedando a 201 centímetros por encima del carburante, comunicaron las autoridades. Funcionarios en la planta estaban pensando en usar un generador de diesel en funciones en el reactor 6 para suministrar agua al reactor 5.

Como consecuencia de estos incidentes, Edano ha reconocido que los niveles de radiactividad han vuelto a aumentar en el entorno de la planta, aunque no ha facilitado datos exactos sobre las emisiones por hora. No obstante, ha descartado ampliar el área de evacuación, fijada en un radio de 30 kilómetros. En este contexto, ha admitido que podría ser necesario la ayuda de terceros países. Así, ha barajado la posibilidad de solicitar la intervención de las fuerzas militares estadounidenses para atender la emergencia, desatada tras el terremoto de nueve grados en la escala de Richter que el pasado viernes azotó la costa nororiental.

A pesar de esta advertencia, Edano ha solicitado a la población que mantenga la calma y frene la compra compulsiva de combustible, ya que esto podría provocar un desabastecimiento general que empeoraría la ya de por sí grave situación que atraviesa el país.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
116 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios