Suiza y Alemania revisarán su política nuclear tras la crisis de Fukushima
  1. Mundo
TRAS EL ACCIDENTE PROVOCADO POR EL TERREMOTO

Suiza y Alemania revisarán su política nuclear tras la crisis de Fukushima

Suiza ha suspendido todos los procedimientos en curso para autorizar nuevas centrales nucleares mientras se examina la seguridad de las ya existentes en el país, según

Suiza ha suspendido todos los procedimientos en curso para autorizar nuevas centrales nucleares mientras se examina la seguridad de las ya existentes en el país, según anunció hoy la ministra de Energía, Doris Leuthard. La medida fue adoptada en respuesta a la grave alarma nuclear creada en Japón tras el terremoto del pasado 11 de marzo y el accidente en la central de Fukushima.

El Ministerio de Energía señaló que Leuthard ha ordenado "volver a examinar la seguridad de las centrales existentes". La Inspección federal de la Seguridad Nuclear analizará las causas exactas del accidente nuclear en Japón, y de ahí podría decidirse la revisión de las normas actualmente en vigor en Suiza, señaló el Ministerio. 

Merkel revisará el funcionamiento de las centrales alemanas

La canciller alemana, Angela Merkel, ha decidido, por su parte, revocar la decisión de prolongar el funcionamiento de las centrales atómicas, aprobada recientemente por su gobierno, según informaciones de la edición digital del semanario "Focus". Merkel comparecerá a las 15.00 GMT con su vicecanciller y ministro de Exteriores, Guido Westerwelle, para hacer este anuncio, como reacción a los accidentes nucleares generados en Japón por el terremoto y posterior tsunami.

La canciller ya anunció el pasado sábado que se revisará la seguridad de las 17 plantas en funcionamiento en el país y hoy mismo Westerwelle avanzó asimismo la posibilidad de que se suspenda temporalmente la ley aprobada por el gobierno de centro-derecha. Merkel destacó, el sábado, en su primera reacción tras los accidentes en las plantas niponas, que lo ocurrido en Japón era un aviso para el resto del mundo y destacó la relevancia de que ello haya ocurrido en un país altamente desarrollado y con altos estándares de seguridad.

Los accidentes en Japón han redoblado las exigencias de la oposición socialdemócrata y verde de volver al plan de abandono de esta fuente de energía aprobado en 2000 por el gobierno del entonces canciller Gerhard Schröder. De acuerdo con ese pacto, suscrito entre la coalición socialdemócrata-verde y la industria energética, la última de las 17 plantas nucleares alemanas debería quedar desactivada en 2021.

El actual gobierno de centroderecha de Merkel derogó ese acuerdo y aprobó alargar la vida de las plantas una media de 12 años, ocho para las más antiguas y 14 años para las más modernas. Ya el pasado sábado se formó una cadena humana de 45 kilómetros, entre Stuttgart y la central de Neckarwestheim (sur de Alemania), con unos 60.000 manifestantes exigiendo el abandono de la energía nuclear. Para hoy hay convocadas concentraciones similares ante plantas atómicas de todo el país, así como una manifestación antinuclear ante la cancillería, con asistencia de la cúpula de Los Verdes. 

Fukushima Fórmula 1 - GP de Japón Noticias de Alemania Suiza