Es noticia
Menú
Ocho personas sobreviven a un accidente de un avión en India que transportaba a 166 pasajeros
  1. Mundo
PERTENECÍA A LA COMPAÑÍA AIR INDIA EXPRESS

Ocho personas sobreviven a un accidente de un avión en India que transportaba a 166 pasajeros

Ocho personas sobrevivieron hoy a una de las peores tragedias aéreas de la India, cuando un avión con 166 ocupantes procedente de Dubai se salió de

Foto: Ocho personas sobreviven a un accidente de un avión en India que transportaba a 166 pasajeros
Ocho personas sobreviven a un accidente de un avión en India que transportaba a 166 pasajeros

Ocho personas sobrevivieron hoy a una de las peores tragedias aéreas de la India, cuando un avión con 166 ocupantes procedente de Dubai se salió de la pista tras aterrizar en el aeropuerto de Mangalore, en el suroeste del país. El aparato, un Boeing-737 de Air India Express, la aerolínea de bajo coste de la estatal Air India, se prendió fuego en el siniestro, acaecido a las 6.05 horas locales (00.35 GMT), según un comunicado del Ministerio de Aviación Civil.

La cadena delhí NDTV mostró imágenes del aparato, completamente destruido y calcinado y con sólo la cola intacta, en el barranco al que se precipitó tras salirse de la pista del aeropuerto de Bajpe, ubicado en una colina a una veintena de kilómetros de Mangalore.

El director de Personal de Air India, Anup Srivastava, informó en rueda de prensa en Bombay transmitida por NDTV que en el avión viajaban 160 pasajeros y seis miembros de la tripulación, comandada por un piloto británico de origen serbio. Srivastava informó de que ocho personas habían sido rescatadas con vida y trasladadas al hospital, pero rehusó confirmar la muerte de las otras 158 que ocupaban el avión.

Según el comunicado de Aviación Civil, en el pasaje había 23 menores, cuatro de ellos bebés. A falta de confirmar sus nacionalidades, las primeras informaciones apuntan a que en su mayoría eran pasajeros indios del estado de Kerala, vecino del de Karnataka donde ocurrió el accidente. Dubai acoge a una importante diáspora de indios.

El oficial de la Policía de Mangalore Seemant Kumar Singh dijo a la agencia PTI que, hasta el momento, se han extraído 90 cadáveres calcinados del interior del avión, donde "aún quedan cuerpos" y continúan las labores de rescate. "Sabremos la cifra exacta (de fallecidos) sólo cuando saquemos todos los cuerpos del avión", añadió.

Ninguna de las fuentes ha confirmado el número de muertos ni adelantado una posible causa del accidente, del que se ha abierto una investigación a cargo de la Dirección General de la Aviación Civil.

Su presidente, V.P. Agarwal, dijo en rueda de prensa en Delhi que el piloto no manifestó causa alguna de preocupación cuando recibió permiso para aterrizar y contaba con visibilidad suficiente. Agarwal, como antes Srivastava, aseguró que el avión estaba "bien" y negó que hubiera "deficiencias operativas" o de construcción en la pista del aeropuerto, como ha sugerido uno de los supervivientes.

Un choque en la pista, según los supervivientes

Hablando a las cámaras de televisión, el superviviente dijo que en su opinión había algún "problema" con la pista porque el avión comenzó a dar sacudidas en el momento de tocar suelo. El pasajero, que sufrió quemaduras en la cara y logró escapar del avión por una de las grietas abiertas en el fuselaje, añadió que una de las ruedas del avión reventó y poco después hubo una explosión.

El aeropuerto de Bajpe se ubica en una colina plana rodeada de valles y barrancos, y está considerado uno de los más complicados de la India para los despegues y aterrizajes.

"No hubo aviso de problema alguno a los pasajeros y parecía un aterrizaje suave. Inmediatamente después de tocar suelo, el avión hizo un movimiento brusco y al poco chocó contra un bloque, algo así como un edificio", describió otro de los supervivientes, un keralita de nombre Mainkutty.

El avión "se partió por la mitad y prendió fuego", añadió Mainkutty, que escapó por una brecha junto a otros cuatro o cinco compañeros de infortunio.

Varios de los supervivientes describieron sacudidas en el avión nada más aterrizar y la sensación de que chocó contra algo antes de incendiarse, con versiones de que pudo ser un árbol, una antena o un poste del radar.

Un diputado regional dijo a PTI que el avión chocó con algo cuando el piloto intentó elevarlo al ver que se salía de la pista.

La lluvia que cayó intensamente durante una hora después del siniestro y las dificultades del terreno contribuyeron a ralentizar las tareas de rescate, a las que se sumaron habitantes de los alrededores del aeropuerto.

De los ocho supervivientes, al menos tres se encuentran en estado crítico, dos sufrieron heridas leves y uno más fue dado de alta tras recibir asistencia médica, según Aviación Civil.

"He vuelto a nacer", dijo el pasajero dado de alta, Abdulá Puttur Ismail, que describió a PTI el reventón de la rueda del avión, cómo éste se estrelló, y cómo logró mantener la calma, desabrocharse el cinturón de seguridad, escapar por un agujero en el techo del Boeing y correr durante medio kilómetro hasta que unos lugareños acudieron a socorrerlo.

Ocho personas sobrevivieron hoy a una de las peores tragedias aéreas de la India, cuando un avión con 166 ocupantes procedente de Dubai se salió de la pista tras aterrizar en el aeropuerto de Mangalore, en el suroeste del país. El aparato, un Boeing-737 de Air India Express, la aerolínea de bajo coste de la estatal Air India, se prendió fuego en el siniestro, acaecido a las 6.05 horas locales (00.35 GMT), según un comunicado del Ministerio de Aviación Civil.

La cadena delhí NDTV mostró imágenes del aparato, completamente destruido y calcinado y con sólo la cola intacta, en el barranco al que se precipitó tras salirse de la pista del aeropuerto de Bajpe, ubicado en una colina a una veintena de kilómetros de Mangalore.

El director de Personal de Air India, Anup Srivastava, informó en rueda de prensa en Bombay transmitida por NDTV que en el avión viajaban 160 pasajeros y seis miembros de la tripulación, comandada por un piloto británico de origen serbio. Srivastava informó de que ocho personas habían sido rescatadas con vida y trasladadas al hospital, pero rehusó confirmar la muerte de las otras 158 que ocupaban el avión.

Según el comunicado de Aviación Civil, en el pasaje había 23 menores, cuatro de ellos bebés. A falta de confirmar sus nacionalidades, las primeras informaciones apuntan a que en su mayoría eran pasajeros indios del estado de Kerala, vecino del de Karnataka donde ocurrió el accidente. Dubai acoge a una importante diáspora de indios.

El oficial de la Policía de Mangalore Seemant Kumar Singh dijo a la agencia PTI que, hasta el momento, se han extraído 90 cadáveres calcinados del interior del avión, donde "aún quedan cuerpos" y continúan las labores de rescate. "Sabremos la cifra exacta (de fallecidos) sólo cuando saquemos todos los cuerpos del avión", añadió.

Ninguna de las fuentes ha confirmado el número de muertos ni adelantado una posible causa del accidente, del que se ha abierto una investigación a cargo de la Dirección General de la Aviación Civil.

Su presidente, V.P. Agarwal, dijo en rueda de prensa en Delhi que el piloto no manifestó causa alguna de preocupación cuando recibió permiso para aterrizar y contaba con visibilidad suficiente. Agarwal, como antes Srivastava, aseguró que el avión estaba "bien" y negó que hubiera "deficiencias operativas" o de construcción en la pista del aeropuerto, como ha sugerido uno de los supervivientes.