LOS TRANSALPINOS, A LA CABEZA DEL DERROCHE CON 630.000 COCHES OFICIALES

Toda Europa se aprieta el cinturón, excepto la Italia de Berlusconi

Esta semana toda Europa ha decidido apretarse el cinturón: Portugal ha anunciado un recorte del 5% de los salarios de los altos cargos de la Administarción

Foto: Toda Europa se aprieta el cinturón, excepto la Italia de Berlusconi
Toda Europa se aprieta el cinturón, excepto la Italia de Berlusconi

Esta semana toda Europa ha decidido apretarse el cinturón: Portugal ha anunciado un recorte del 5% de los salarios de los altos cargos de la Administarción y un aumento del IVA; el nuevo Gobierno británico de Cameron y Clegg ha avanzado un recorte de 6.000 millones de libras para este año; Merkel anunció, aunque sin especificarlas, nuevas medidas de ahorro; y Zapatero llevará a cabo el mayor recorte del gasto social desde la Transición. Toda Europa... salvo la Italia de Silvio Berlusconi.

En un gigantesco espacio despejado frente a Castel Sant’Angelo, en el corazón de Roma, los 375 coches de época que participan en la Mille Miglia (Mil Millas, un particular Giro de Italia para automóviles antiguos) van ocupando poco a poco su lugar. Su conductores, orgullosos, lucen ante el público el esplendor de estos octogenarios Bugatti, Ferrari, Alfa Romeo, Maserati, Jaguar y demás representantes de las marcas legendarias. La unidad de estos supervivientes de la prehistoria del motor es rota, sin embargo, por varias berlinas modernas. Esos coches gigantescos blindados y con lunas oscuras: BMW serie 5, Alfa Romeo 159 y Lancia Thesis. Coches de ricachón o de político.

¿Qué hacen estos seis automóviles modernos y de gama alta en la Mille Miglia? Siguen a los dos ministros del Gobierno de Silvio Berlusconi que participan en la carrera: Franco Frattini, titular de la cartera de Exteriores, y Stefania Prestigiacomo, de la de Medio Ambiente. Circulan por Roma con los otros 374 vehículos en competición al volante de un coqueto Alfa Romeo Giulietta de 1929, mientras un poco más atrás les siguen sus guardaespaldas, edecanes y demás asesores en sus coches oficiales.

La ridícula escena de Castel Sant’Angelo ha hecho que los italianos vuelvan a acordarse del número increíble de vehículos para disfrute exclusivo de los altos cargos de la administración pública. Según la Asociación de Contribuyentes, en Italia hay casi 630.000 coches oficiales, una cifra que, además, no para de crecer. Esta gigantesca flota al servicio de los ministerios, regiones, provincias, ayuntamientos, entes públicos y demás organismos alcanza un primado indiscutible en el mundo. Tras Italia, el siguiente país por número de coches oficiales es Estados Unidos, con 72.000. Luego sigue Francia, con 61.000; Reino Unido, con 55.000; Alemania, con 54.000 y Turquía, con 51.000. España ocupa el séptimo lugar mundial, con 42.000. Después viene Japón, con 30.000; y Grecia y Portugal, con 29.000 y 22.000, respectivamente. Italia cuenta, por tanto, con casi 2,5 veces más automóviles al servicio de los altos cargos que Francia, Reino Unido, Alemania, España, Grecia y Portugal juntos.

Chóferes exentos de sanciones

El debate ciudadano sobre los auto blu, como denominan los italianos a los coches oficiales, se ha avivado además con la controvertida propuesta de un parlamentario, quien pretendía que los chóferes de estos vehículos tuviesen un carné especial sin contabilización de puntos. Con este permiso los conductores hubiesen podido cometer todo tipo de infracciones preocupándose sólo de pagar las multas. Debido al gran revuelo que provocó la noticia, finalmente el intento de dotar de un nuevo privilegio a la casta política italiana ha sido desestimado.

Las recientes polémicas sobre los auto blu han conseguido que el ministro de Administraciones Públicas, Renato Brunetta, decida ocuparse del tema. Increíblemente, Brunetta ha reconocido que ni siquiera existe un recuento estatal de los coches oficiales en servicio, por lo que su primera orden ha sido pedir que se haga uno. Como ironizaba el cómico Beppe Grillo, no ha dicho si sus emisarios utilizarán este tipo de automóviles para recorrer el país y comprobar si la cifra que ofrece la Asociación de Contribuyentes es precisa. Tan seguro está el ministro del derroche que suponen los auto blu, que promete un ahorro del 50% del gasto actual con una sencilla optimización de los recursos.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios