Brasil halla en el mar pedazos que pueden ser del avión desaparecido
  1. Mundo

Brasil halla en el mar pedazos que pueden ser del avión desaparecido

La Fuerza Aérea brasileña ha avistado restos de metal y de lo que podrían ser asientos de un avión a más de 650 kilómetros del archipiélago

placeholder Foto: Brasil halla en el mar pedazos que pueden ser del avión desaparecido
Brasil halla en el mar pedazos que pueden ser del avión desaparecido

La Fuerza Aérea brasileña ha avistado restos de metal y de lo que podrían ser asientos de un avión a más de 650 kilómetros del archipiélago brasileño de Fernando de Noronha, en el noreste de Brasil, de modo que podría tratarse del avión de Air France que desapareció ayer en su ruta Río de Janeiro-París, pero todavía no se ha confirmado este extremo. Según informó el portavoz de la Fuerza Aérea, Jorge Amaral, en un comunicado televisado, los restos han sido hallados pasadas la una de la madrugada (seis de la madrugada en España). Los aviones también han podido avistar manchas de combustible en esta zona del océano situada a unos 650 kilómetros de Fernando de Noronha y a 160 de las islas de Sao Pedro y Sao Paulo.

Las autoridades brasileñas revelaron a última hora de ayer (madrugada en España) el hallazgo de un posible foco de incendio en mitad del Atlántico que estaban investigando por si pudiesen tratarse de los restos del avión de Air France desaparecido con 228 personas a bordo.

La Fuerza Aérea Brasileña (FAB) y las autoridades de aviación civil informaron de que un piloto de la aerolínea TAM dijo haber visto en el océano "puntos naranjas" identificados como llamas.

"Una tripulación experimentada"

"Una tripulación muy experimentada con un aparato revisado, de una fiabilidad extrema", ha asegurado el ministro francés de Transportes, Jean-Louis Borloo. Asimismo, ha anunciado que los familiares cercanos a los pasajeros del Airbus A330 podrán, si lo desean, ir a la zona de la catástrofe aérea. También ha declarado que encontrar la caja negra es la "prioridad absoluta" del Gobierno.

Un piloto de la compañía aérea brasileña TAM vio varios puntos naranjas en el océano mientras volaba el espacio aéreo de Senegal, cerca de la ruta del vuelo desaparecido AF447, ha informado esta madrugada el ejército brasileño al diario francés Le Figaro. Estos son los últimos datos del vuelo de Air France que desapareció en el Atlántico mientras realizada la ruta Río de Janeiro París. Sin embargo, el ministro de la Defensa, Hervé Morin, ha explicado que la presencia de restos cerca del país africano "es una hipótesis no confirmada".

Después de haber visto las luces, este piloto brasileño llegó a su país y conoció la noticia de la desaparición del vuelo y afirmó que esas "luces naranjas" podrían ser fuego. El piloto vio estos puntos luminosos a 1.300 kilómetros del archipiélago Fernando de Noronha, y fue justo al pasar estas islas cuando el avión de Air France perdió la comunicación.

Por otro lado, un piloto de la compañía Air France ha asegurado al periódico francés Le Figaro que "es poco probable que un rayo haya causado una avería eléctrica total". Él apunta a la hipótesis de que una bomba podría haber estallado en el avión.

Según este piloto, que ha preferido guardar su anonimato, "existen cinco fuentes de energía eléctrica en un avión. Para que exista una avería total, deben de dejar de funcionar esas cinco fuentes. Cuando todo se avería, existe una batería que, de manera transitoria y parcial, toma el control, al mismo tiempo que un motor que se suele utilizar en tierra. Para que el comandante no pueda pilotar el avión, todas estas fuentes de electricidad tendrían que estar dañadas. Y eso me parece difícil."

Asimismo, el piloto asegura que hoy en día, en la historia de la aviación, no se conoce ningún caso de un rayo haya causado la pérdida de una avión. "Es posible imaginar que una bomba haya provocado la despresurización del aparato y que el avión se haya roto en pedazos. O que una gran bomba haya provocado la explosión de todo el avión, y esto explicaría que no se hubiera tenido tiempo de enviar una señal de alerta".

El Gobierno francés ha habilitado dos número de urgencia para las familias de los desaparecidos:

Para llamar desde Francia: 0.800.800.812

Desde el extranjero: 00.33.1.57.02.10.55

Dos españoles a bordo

No hay esperanza para el avión de la aerolínea Air France que cubría el vuelo AF447, entre Río de Janeiro (Brasil) y el aeropuerto parisino de Charles de Gaulle, y que desapareció la pasada madrugada con 228 personas a bordo. Según la compañía francesa, la desaparición del aparato se produjo poco después de que éste informara de un cortocircuito eléctrico tras cruzar una zona de tormenta. Entre las hipótesis que se barajan por ahora está la de que el avión, operativo desde 2005, fuera alcanzado por un rayo.

Air France confirmó que en la lista de los 228 personas que viajaban en el avión había dos españoles. Uno de ellos sería un ingeniero sevillano, Andrés Suárez Montes, según dijo a EFE su familia en España. El ministerio de Asuntos Exteriores ha confirmado que había un español en el pasaje de ese vuelo, pero no ha facilitado su identidad. La otra persona sería una mujer catalana.

Andrés Suárez, de 38 años de edad, casado, nacido en Marchena, Sevilla, es ingeniero industrial y empleado en Brasil para la empresa Schlumberger. Según dijo a su familia española, la empresa aseguró a su mujer que Andrés tenía un billete para ese avión y desde la salida del vuelo de Air France no se han vuelto a tener noticias suyas.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Accidente avión Air France