Preparándose para recibir al huracán Ike

El ojo del huracán "Ike" abandonó la isla de Gran Inagua, en el sureste de las Bahamas, provocando grandes daños y se prepara para embestir a

Foto: Preparándose para recibir al huracán Ike
Preparándose para recibir al huracán Ike

El ojo del huracán "Ike" abandonó la isla de Gran Inagua, en el sureste de las Bahamas, provocando grandes daños y se prepara para embestir a Cuba como un ciclón de categoría cuatro, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU. El "extremadamente peligroso" ciclón "Ike" se mantiene con vientos máximos sostenidos de 215 kilómetros por hora y "se espera que siga como huracán de categoría mayor mientras se aproxima al este de Cuba", informó el CNH.

Las islas de Inagua y de Turkos y Caicos han sufrido la furia del "Ike" en las últimas 12 horas y todo apunta a que han sido dañadas un 50% de las viviendas y edificios. Las autoridades locales consideran que no se conocerá con exactitud la magnitud de la devastación hasta el lunes, una vez que haya pasado el ciclón.

El próximo objetivo de "Ike" es el oriente de Cuba a dónde el ojo del huracán llegará en la madrugada del lunes. "Ike" atravesará prácticamente toda la isla de oriente a occidente y seguirá después una trayectoria hacia el Golfo de México con dirección a Texas, según un modelo por computadora del CNH.

Ante la gravedad del peligro, las autoridades cubanas han ordenado la evacuación de miles de personas de las zonas con más riesgo de inundaciones en las provincias orientales y centrales que serán azotadas desde la próxima noche y durante dos días por "Ike". Los cayos más al sur del estado de Florida sentirán tal vez los efectos de las intensas lluvias y los vientos del ciclón, pero no sufrirán probablemente su golpe poderoso, según la trayectoria pronosticada por los expertos. Las autoridades locales de los cayos de Florida han ordenado una evacuación obligatoria que debería estar finalizada esta tarde.

El Gobierno de Cuba ha ampliado el aviso de huracán (paso del sistema en 24 horas) para las provincias de Villa Clara, Sancti Spíritus, y Cienfuegos, y está vigente también para Camagüey y Ciego de Ávila, incluido Guantánamo, Santiago de Cuba, Holguín, Las Tunas y Granma. Las autoridades cubanas han emitido también una vigilancia de huracán (paso del sistema en 36 horas) para las provincias de Matanzas, La Habana y Ciudad de La Habana.

 

En vigilancia

Se ha emitido una vigilancia de huracán para los cayos del estado de Florida, desde Ocean Reef hacia el sur, incluido Dry Tortugas. También hay una vigilancia de huracán para las isla de Andros, en las Bahamas. Asimismo, se ha activado una vigilancia de tormenta tropical (paso del sistema en 36 horas) para las islas Caimán.

Permanece activado un aviso de huracán para las islas de Turcos y Caicos y el sudeste de las Bahamas, incluidos Crooked Island, The Inaguas, Mayaguana y las islas Ragged, y para la zona central de Bahamas. Hay un aviso de tormenta tropical para el norte de la península de Haití y se ha cancelado para la costa norte de República Dominicana.

El ojo del huracán, el quinto de la temporada atlántica, estaba localizado a las 18.00 GMT cerca de la latitud 20,9 grados norte y de la longitud 74,0 grados oeste a 155 kilómetros del noreste de Guantánamo (Cuba). Se mueve en dirección oeste a 21 kilómetros por hora y se espera que efectúe un giro el lunes hacia el oeste-noroeste.

Los expertos alertaron a las poblaciones de Las Bahamas, Cuba y el sur de Florida sobre la extrema peligrosidad de este huracán de categoría cuatro en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de un máximo de cinco.

Las intensas lluvias que se prevé que arroje el "Ike" podrían ocasionar inundaciones y deslizamientos peligrosos de tierra en las zonas montañosas del este de Cuba, en La Española, que comprende República Dominicana y Haití, y en el sureste de Las Bahamas.

En lo que ve de temporada de huracanes en el Atlántico (del 1 de junio al 30 de noviembre) se han formado diez tormentas y cinco huracanes. Los meteorólogos de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de EEUU vaticinaron que esta temporada iba a ser muy activa, con la posible formación de entre 14 y 18 tormentas tropicales, de las que entre 7 y 10 podían llegar a convertirse en huracanes.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios