Muere el ex presidente indonesio Suharto a los 86 años

El ex presidente de Indonesia Suharto, quien gobernó el país con puño de hierro durante 32 años, murió el domingo a los 86 años y después

Foto: Muere el ex presidente indonesio Suharto a los 86 años
Muere el ex presidente indonesio Suharto a los 86 años
Autor
Tags
    Tiempo de lectura2 min

    El ex presidente de Indonesia Suharto, quien gobernó el país con puño de hierro durante 32 años, murió el domingo a los 86 años y después de sufrir un fallo multiorgánico en el hospital en el que llevaba ingresado desde hace tres semanas.

    "Invito a todos los indonesios a rezar para que las buenas tareas y la dedicación a la nación del fallecido sean aceptados por Alá todopoderoso. Ya su familia que ha quedado atrás, que Alá les dé fuerza para enfrentarse a esta prueba. El señor Suharto hizo un gran servicio a la nación", dijo el presidente del país, Susilo Bambang Yudyohono.

    Suharto se encontraba en estado crítico en un hospital de Yakarta desde el 4 de enero debido a problemas en el corazón, pulmones y riñones. A pesar de su humillante salida del poder en 1998, muchos líderes de la región y la élite indonesia acudieron al hospital para presentarle sus respetos mientras agonizaba.

    Los indonesios debatieron el legado del considerado padre de la nación, pero al que muchos acusan de corrupción y abusos de los derechos humanos, y si se debería seguir adelante con una demanda u otro tipo de procedimientos legales contra él por corrupción. El Gobierno decretó siete días de luto y que las banderas ondean a media asta.

    Aunque algunos recuerdan su etapa con nostalgia, otros han pedido que el antiguo general y su familia fueran llevados ante la justicia. "Hay muchas personas, miles de personas, que perdieron a sus padres, sus madres, y creo que necesitan justicia", dijo a Reuters Televisión Usman Hamid, de la Comisión para Personas Desaparecidas y Víctimas de la Violencia.

    Suharto llegó al poder después de un golpe abortado el 30 de septiembre de 1965, del que se culpó oficialmente al Partido Comunista. Hasta 500.000 personas murieron en la purga anticomunista posterior en los meses siguientes.

    Durante las tres décadas siguientes, las Fuerzas Armadas cometieron numerosos abusos de los derechos humanos, matando a activistas estudiantiles, opositores al régimen y delincuentes en las provincias rebeldes de Aceh y Papúa.

    En 1998 fue obligado a dimitir al desatar la crisis financiera asiática el caos económico y social, con llamadas a una mayor democracia. Para cuando dejó el poder, había penetrado en casi todos los sectores de la economía del país con su familia y sus asociados.

    Los críticos dicen que amasaron hasta 45.000 millones de dólares en pagos o acuerdos en los que su influencia política fue decisiva para lograr un contrato. La familia niega haber cometido cualquier delito y Suharto siempre mantuvo su inocencia.

    Después de dejar el cargo, fue acusado de malversar cientos de millones de dólares en fondos estatales, pero el Gobierno retiró el caso posteriormente por su mal estado de salud.

    Mundo
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios