La nueva Constitución de Chávez: jornadas laborales de seis horas y el socialismo como religión del Estado
  1. Mundo

La nueva Constitución de Chávez: jornadas laborales de seis horas y el socialismo como religión del Estado

“El régimen socioeconómico de la República Bolivariana de Venezuela se fundamenta en los principios socialistas, antiimperialistas, humanistas (...)". Así comienza uno de los artículos más controvertidos

placeholder Foto: La nueva Constitución de Chávez: jornadas laborales de seis horas y el socialismo como religión del Estado
La nueva Constitución de Chávez: jornadas laborales de seis horas y el socialismo como religión del Estado

“El régimen socioeconómico de la República Bolivariana de Venezuela se fundamenta en los principios socialistas, antiimperialistas, humanistas (...)". Así comienza uno de los artículos más controvertidos de la reforma que Hugo Chávez quiere llevar a cabo en el país. Sobre esto, los líderes de la oposición y la Iglesia han indicado que este argumento alejaría a Venezuela de los parámetros democráticos por haber institucionalizado un Estado confesional y “tener el socialismo como religión”.

El proyecto de Chavez propone reformar 69 de los 350 artículos de la actual Constitución. Sin duda, el más polémico es el que otorga al presidente la posibilidad de eternizarse en el poder gracias a un mandato de siete años renovable, aunque no es el único.

El Gobierno venezolano pretende reducir las jornadas laborables a seis horas. “A objeto de que los trabajadores y trabajadoras dispongan de tiempo suficiente para su desarrollo integral, la jornada diurna y nocturna no excedera de seis horas diarias o treinta y seis horas semanales”. Sin embargo, el trabajor tendrá que realizar trabajo social comunitario obligatorio o trabajo sin salario a favor de las empresas del Estado.

En la reforma también se prohíben expresamente los monopolios, no se reconocen los títulos nobiliarios ni distinciones hereditarias y, uno de los aspectos que más preocupa a los jóvenes, se incluye la patria potestad que tendrá el Estado sobre los menores de 21 años.

Por eso, los estudiantes piden encarecidamente que se retrase la consulta popular del próximo 2 de diciembre ya que, según afirman, “la mayoría de los venezolanos desconoce el contenido del proyecto de reforma”. También demandan que se fije una nueva fecha “en la que los ciudadanos puedan participar debidamente”.

Hugo Chávez