Es noticia
Menú
Los McCann 'huyen' a Londres tras ser inculpados por la Policía portuguesa
  1. Mundo

Los McCann 'huyen' a Londres tras ser inculpados por la Policía portuguesa

El regreso de los padres de Madeleine al Reino Unido, en condiciones propias de una pareja vip más que de sospechosos de un crimen, sumió

Foto: Los McCann 'huyen' a Londres tras ser inculpados por la Policía portuguesa
Los McCann 'huyen' a Londres tras ser inculpados por la Policía portuguesa

El regreso de los padres de Madeleine al Reino Unido, en condiciones propias de una pareja vip más que de sospechosos de un crimen, sumió la investigación sobre la desaparición de la niña en un mar de ambigüedades.

Kate y Gerry McCann, que la policía portuguesa considera relacionados con la muerte accidental y el ocultamiento del cadáver de su hija, negaron las acusaciones y aseguraron haber abandonado Portugal con el consentimiento de sus autoridades. Pero fuentes oficiales lusas y varios medios locales aseguraron que no habían cumplido estrictamente las formalidades de la salida aunque las autoridades estaban al corriente y no la impidieron.

En la práctica la pareja podía abandonar libremente el país porque sólo estaban sujetos, tras ser interrogados el viernes, al "control de identidad" y a comunicar ausencias superiores a cinco días de su domicilio habitual, que fijaron en el Reino Unido. Ahora, en medio de esa ambigüedad legal relativa a su condición de "arguidos" o sospechosos no está claro qué efecto legal tendrán las comunicaciones judiciales a la pareja fuera de la jurisdicción territorial portuguesa.

Como sospechosos en el caso la policía puede convocarles a nuevos interrogatorios, presentarlos ante el fiscal o el juez e incluso recluirlos en prisión preventiva aunque los McCann dijeron antes de salir que estudiarán en Gran Bretaña sus futuras acciones legales.

La pareja dejó su casa alquilada en Playa de la Luz, la localidad del sur de Portugal donde desapareció su hija de 4 años el pasado 3 de mayo, seguida por decenas de camarógrafos y periodistas mientras agentes de policía evitaban que se produjeran tumultos. A su llegada al cercano aeropuerto de Faro entraron por áreas reservadas a personalidades y pudieron abordar el avión esquivando a los periodistas que les siguieron en todo su itinerario.

Medios británicos embarcados en el mismo vuelo

Algunos medios británicos que, para enojo de la prensa lusa, fueron avisados con antelación del viaje, lograron embarcarse en el mismo vuelo, y filmaron en el aeropuerto británico de East Midland, cómo los McCann eran recogidos ceremoniosamente por una caravana de automóviles al mismo pie de su avión.

Los medios lusos, ante los que la pareja ha mostrado un creciente recelo por filtrar las sospechas de la policía, siguieron al minuto su partida y no dejaron de lamentar el trato excluyente que han recibido, en un episodio más de las diferentes visiones sobre el caso ofrecidas por la prensa británica y la portuguesa.

Con la ayuda de sus familiares más cercanos, los McCann, que han demostrado gozar de un gran poder mediático, gracias sobre todo a las cadenas de televisión y los tabloides ingleses, protagonizaron hoy una fuerte andanada de críticas contra la policía lusa.

Padres, cuñados, amigos y la propia pareja en entrevistas exclusivas acusaron en las últimas horas a la policía de presionarles para que se reconocieran culpables de la muerte accidental de su hija e incluso de fabricar pruebas para cerrar el caso incriminándoles.

Petición de que prosiga su búsqueda

En un comunicado leído en Faro por su asesora Justine McGuinness, que repitió luego Gerry McCann con voz quebrada al pisar suelo británico, el matrimonio subrayó que no tiene ninguna relación con la desaparición de su hija y pidió que prosiga su búsqueda.

Aunque oficialmente no han sido revelados, la policía lusa ha filtrado a los medios que los indicios en su contra provienen de restos de sangre y otras muestras biológicas así como de huellas de la presencia de un cadáver detectadas en el apartamento, el automóvil, ropas y efectos de la pareja.

El regreso de los padres de Madeleine al Reino Unido, en condiciones propias de una pareja vip más que de sospechosos de un crimen, sumió la investigación sobre la desaparición de la niña en un mar de ambigüedades.

Madeleine McCann