Las encuestas dan la espalda a Brown, inmerso en su campaña para suceder a Blair
  1. Mundo

Las encuestas dan la espalda a Brown, inmerso en su campaña para suceder a Blair

El ministro británico de Economía, Gordon Brown, ha intensificado su campaña para suceder a Tony Blair como líder laborista y jefe del Gobierno, aunque no acaba

Foto: Las encuestas dan la espalda a Brown, inmerso en su campaña para suceder a Blair
Las encuestas dan la espalda a Brown, inmerso en su campaña para suceder a Blair

El ministro británico de Economía, Gordon Brown, ha intensificado su campaña para suceder a Tony Blair como líder laborista y jefe del Gobierno, aunque no acaba de convencer al electorado, según indican los sondeos de intención de voto.

Brown, gran favorito para reemplazar a Blair, anunció planes para la construcción de cinco "ciudades ecológicas" con hasta 100.000 casas cuyas emisiones de dióxido de carbono sean bajas o nulas, y a precios asequibles para facilitar el acceso a la vivienda.

El titular de Economía divulgó así el compromiso político más importante de su campaña para convertirse en primer ministro, que ya lanzó el pasado viernes con la promesa de "ideas nuevas para una etapa nueva", tras admitir que el Gobierno ha cometido "errores".

Brown no rehuyó la comparación con la ambición de la ex primera ministra conservadora Margaret Thatcher, quien en los años ochenta abogó por construir una "democracia poseedora de propiedad", y subrayó que quiere llevar esa idea aún más lejos.

El también llamado 'Chancellor of The Exchequer' no ha dudado en abrazar la causa medioambiental para cautivar a los votantes, tal y como ha hecho el Partido Conservador, rejuvenecido y modernizado por David Cameron, quien podría ser su gran rival en las próximas elecciones generales, previstas para el 2009 ó el 2010.

Brown aleja a los votantes

Sin embargo, Brown tiene por delante un largo camino para ganarse la confianza de los británicos, según una encuesta de intención de voto que publicó The Sunday Times y que refleja un repunte del Laborismo tras el anuncio de la dimisión de Blair el pasado jueves.

Según el sondeo de opinión, un 34% de los 1.962 adultos entrevistados dice que apoyaría a los laboristas si se celebraran elecciones generales, un tres por ciento más que el mes anterior. El Partido Conservador sigue por delante, con un 38% de respaldo, si bien pierde un punto respecto al pasado abril.

Sin embargo, la encuesta, hecha por YouGob entre el 10 y el 11 de mayo (cuando Blair comunicó su renuncia), indica que el respaldo de los electores al Laborismo se reduce al 32% en caso de que Brown sea elegido finalmente líder del partido.

Con el titular de Economía como jefe laborista, los tories, primer partido de la Oposición, logran un apoyo del 42%.

Reunión de la cúpula

La campaña de Gordon Brown coincidió con una reunión en Londres de la Ejecutiva Nacional Laborista, que anunció que Tony Blair dejará de ser líder laborista el 24 de junio, si bien seguirá ejerciendo como primer ministro tres días más, hasta el 27.

Su sucesor se dará a conocer en un congreso extraordinario que se celebrará ese mismo día en Manchester (norte de Inglaterra), donde también se revelará el nombre del sustituto del "número dos" laborista y viceprimer ministro, John Prescott.

El plazo de inscripción de los candidatos, que necesitan el apoyo formal de un mínimo de 45 diputados (incluidos ellos mismos) para entrar en liza, se abrirá este lunes y se cerrará el 17 de mayo. Blair ya anunció el pasado jueves que presentará su dimisión como primer ministro a la reina Isabel II el próximo 27 de junio, cuando también renunciará Prescott como viceprimer ministro.

De momento, sólo Brown ha presentado oficialmente su candidatura para reemplazar a Blair, a la espera de más contrincantes. Los únicos aspirantes que han osado retar al ministro de Economía, dos diputados del ala izquierda del Laborismo, aplazaron el pasado jueves, hasta mañana, la decisión definitiva sobre quién de ellos concurrirá a las elecciones internas del partido.

Michael Meacher, de 67 años y ex secretario de Estado en los Gobiernos de Blair, y John McDonnell, de 55, no fueron capaces de decidir cuál de ellos desafiará a Brown, ya que sus niveles de apoyo son "muy ajus

Tony Blair Gordon Brown