Evo Morales es investido presidente de Bolivia

El socialista Juan Evo Morales Aima, de 46 años, fue investido como el 65 presidente de Bolivia en un acto solemne celebrado en el Congreso de

Foto: Evo Morales es investido presidente de Bolivia
Evo Morales es investido presidente de Bolivia
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    El socialista Juan Evo Morales Aima, de 46 años, fue investido como el 65 presidente de Bolivia en un acto solemne celebrado en el Congreso de la Nación, en La Paz. Con el puño izquierdo en alto y la mano derecha en el corazón, Morales dijo "sí juro" ante el vicepresidente boliviano, Alvaro García Linera, quien minutos antes había asumido su cargo.

    Entre los gritos de "Evo, Evo, Evo", el primer presidente indio de Bolivia recibió los símbolos patrios, la banda y medallas presidenciales, antes de que el himno de Bolivia sonara en el Palacio Legislativo.

    Inmediatamente después, Morales tomó la palabra y pidió un minuto de silencio en recuerdo a los distintos líderes caídos en la historia, mencionó a Manco Inca, Tupak Katari, Ernesto Che Guevara, Luis Espinal y "otros muchos".

    Visiblemente emocionado, también incluyó en este homenaje a "los miles de cocaleros muertos de la región central del Chapare, por los ciudadanos de la ciudad de El Alto, por los mineros y los millones de seres humanos caídos en toda América".

    Poco antes, había tomado posesión de su cargo el vicepresidente García Linera, quien también lo hizo con la mano en el corazón y no de la forma tradicional, que consiste en hacer una señal de la cruz con los dedos de la mano derecha.

    El Legislativo rompió en un gran aplauso y posteriormente comenzó a escucharse música del barroco colonial, pero en esta ocasión acompañada por cantos en lengua quechua.

    Tras su discurso, el ya mandatario se desplazó al Palacio de Gobierno, donde será reconocido como capitán general de las Fuerzas Armadas y se organizará un desfile en su honor.

    Morales portó una chaqueta con motivos andinos

    El presidente entrante, de origen aimara, rompió el protocolo y costumbres de muchos años al jurar su cargo de presidente con una chaqueta con motivos andinos, sin solapas y sin portar la tradicional corbata. Se trató de un traje oscuro de paño, compuesto por pantalón y chaqueta, rematada ésta con un "aguayo", tela tejida a mano por los pueblos quechuas y aimaras, que combinó con una camisa blanca desabrochada en su primer botón.

    La imagen que presentaría el nuevo presidente boliviano en su investidura fue tema de debate en las últimas semanas debido a su estilo desenfadado, y que adquirió fama durante su reciente gira internacional, cuando su vestuario se limitó a 'chompas' o jersey de lana o acrílicos.

    El socialista conservó así la informal manera de vestir que le caracteriza desde sus tiempos como líder en la lucha sindical, aunque, en esta ocasión tan especial, si bien no usó un traje tradicional sí fue sobrio en el vestir.

    La originalidad de Morales contrastó con el elegante traje negro y corbata del mismo color que lució su vicepresidente, Alvaro García Linera, quien generalmente tampoco luce de esa manera.

    Durante su discurso de investidura, García Linera abogó por un Estado en el que "un poncho valga igual que una corbata y una piel negra lo mismo que una blanca", en franca relación al origen del nuevo presidente de Bolivia.

    Mundo
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios