¿Se imaginan perdidos en una isla desierta y con su ingenio como única herramienta? Pues eso, y la arena, era todo lo que tenían tres marineros para salvar su vida. SOS podría ser el título de una película de ficción pero fue muy real en la microisla de Pikelot en el Oceano Pacífico. Es tan pequeña que cuesta encontrarla en el mapa.

Para muchos sería un sueño hecho realidad, aguas cristalinas, clima tropical, vegetación salvaje y arrecife, pero los 3 días y 2 noches a la intemperie de los 3 desaparecidos se hicieron largos y dieron para todo, hasta para construirse una cabaña que ya nos gustaría a muchos haber usufructuado de adolescentes. El rescate llegó con comida y víveres, en helicóptero y lanchas hinchables tras ver su efectivo mensaje en la arena. Y tras un salvamento distante propio de la época Covid que estamos viviendo, los marineros volvieron a sus aguas y a sus casas.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios