Con agilidad Tony estrena sus nuevas muletas. Sólo tiene 5 años, pero su vida ha ido muy deprisa. Con apenas días le ingresaron en este Hospital de Londres. Sufría abusos de sus padres biológicos y tuvieron que amputarle las dos piernas. En medio de la tragedia, encontró a su nueva familia. "Nos dijeron que no sabrían si podría caminar o hablar, pero ya nos habíamos enamorado de él. De ninguna manera íbamos a dejarle", cuenta su madre, Paula Hudgell. Ahora con la ayuda de las prótesis ha completado un gran reto: caminar 10 kilómetros en un mes. Una meta por una buena causa, recaudar dinero para el hospital que le salvó la vida. "El dinero irá para cuidar a niños con necesidades complejas como las de Tony", explica Michail Kokkinakis, cirujano del Evelina London Hospital. Se le ocurrió la idea cuando vio en televisión a Thomas Moore, un veterano de guerra que durante el confinamiento hizo un reto para recolectar fondos . "Lo vio y dijo: ¡Yo puedo hacer eso!", cuenta la madre de Tony. Y tanto que puede. Porque en 24 horas recaudó 130.000 libras. Todo un logro para este pequeño que tiene muy claro su futuro. "Quiero ser policía, para esposar a los malos", dice Tony. Y lo que se propone, lo consigue. Este pequeño valiente está listo para romper barreras con cada paso. 

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios