A 3.000 metros de altura, buscando el más difícil todavía, el equilibrista suizo Freddy Nock ha batido tres récords de su especialidad sobre un glaciar alpino.

Ha sido el primer funambulista en caminar por un cable de teleférico con un desnivel de 40 grados y con los ojos tapados. Superada la primera prueba se ha subido a una bicicleta y ha recorrido 367 metros sobre el mismo cable, y para completar el trío de acrobacias inéditas ha recorrido una distancia de 151 metros con los ojos vendados.

El acróbata ha dedicado sus proezas a todas los profesionales que contribuyen a la lucha contra la pandemia. Varios artistas más se han sumado a este desafío realizando sus acrobacias sobre el Glacier 3000 en los Alpes suizos como una llamada de esperanza en el futuro para todos sus compañeros de profesión.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios