Hace 1.300 años echó raíces en este pueblo almeriense y hoy  todos están preocupados por ella.

La encina más longeva de Andalucía está herida de muerte porque las grandes grietas amenazan su supervivencia a corto plazo.

Entorno a la ella se ha organizado una cumbre de urgencia con autoridades, expertos y cirujanos de árboles.

La edad, la falta de lluvia, la aparición de nieve y los visitantes poco cuidadosos le han restado salud. Sin árboles mayores, no hay cobijo ni bosque.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios