El eco de las protestas contra el racismo y la brutalidad policial en EEUU resuena con fuerza en el séptimo arte. Primero fue la decisión de algunas plataformas digitales de retirar la película 'Lo que el viento se llevó' por considerar que el clásico ofrece una visión edulcorada de la esclavitud. Ahora el espíritu de George Floyd aterriza en los mismísimos Oscar. La diversidad y la inclusión serán factores a tener en cuenta a partir de este año para decidir las candidaturas a los Premios de la Academia. Los cineastas deberán acogerse a estas nuevas pautas si quieren tener alguna posibilidad de ser reconocidos con la estatuilla dorada. Los Oscar no han sido históricamente el mejor escaparate para la pluralidad. Una tendencia que acabó por explotar en el año del #OscarsSoWhite, un 2015 en el que no hubo ni un solo candidato de color en las ramas de interpretación. Estas normas no se aplicarán de cara a la gala de 2021, pero la Academia asegura que trabaja con el gremio de productores para elevar los estándares de representación e inclusión. Tendrán que empezar por barrer en casa, puesto que en 2019, sólo un 32% de los miembros de la Academia eran mujeres y un 16% personas de color.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios