El coronavirus añade más valor a los desplazamientos en bicicleta. Menos transporte público y más pedales.

Se mantiene la distancia de seguridad y se producen desplazamientos al aire libre, con menos posibilidades de contagio.

Ciudades como  Madrid, anuncian la ejecución de más de 100 nuevos kilómetros de carriles bici permanente.

El descenso significativo del tráfico también ayuda. Una demanda  que se nota no solo en las calles.

Y sumen además el auge de las bicicletas eléctricas, bajan de precio.

 

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios