Un particular concierto animó este miércoles a cientos de habitantes de un barrio de Río de Janeiro que, confinados para evitar la propagación del coronavirus, se deleitaron con un variado repertorio de música brasileña interpretada por un bombero trompetista a 50 metros de altura.

En la cúspide de una de las escaleras mecánicas utilizadas para apagar incendios, el subteniente Elielson Silva dos Santos interpretó con su trompeta obras de reconocidos compositores brasileños como 'Samba do aviao', de Tom Jobim, y 'Aquarela', de Ary Barroso.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios