Donald Trump aprieta el acelerador en la campaña para su reelección, inaugurando la histórica carrera de la Náscar, las 500 Millas de Daytona, en Florida.

Después de una entrada triunfal, sobrevolando el circuito con el Air Force One, el presidente de Estados Unidos ha dado la salida a la prueba.

A bordo de su limusina, Trump ha recorrido varias vueltas al circuito ovalado, uno de los más famosos del país.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios