La tarde del pasado sábado, en Vigo, una mujer salió de su casa con su bolso en la mano y se fue a cobrar una factura de una eleva cantidad de dinero.

En total eran más de 1.500 euros que guardó en su cartera.

Unas horas más tarde, ese mismo bolso le desapareció y denunció ante la policía el posible robo.

Una vez interpuesta la denuncia la mujer abandonó el edificio a la espera de noticias, que llegaron antes de lo esperado. Tan solo unos minutos después de ella, un hombre entró en la misma comisaría.

Gracias a los detalles que dio, los agentes comprobaron que era el mismo y además, seguía teniendo todo dentro, incluida la cartera y el dinero, en su interior.

El hombre, que vive en la calle y apenas tiene recursos, encontró el bolso en el suelo. A pesar de ver lo que contenía,  lo devolvió tal y como estaba.

Un hecho que llamó la atención de los agentes y que ha conmocionado a todos.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios