Surrealista llamada la que recibió la Guardia Civil de León. Un hombre se había quedado atrapado en un bar de la Virgen del Camino. 

Se trataba de un cliente que, en estado ebrio, se quedó dormido en el baño. Cuando despertó, el establecimiento había cerrado.

El cliente no dudó en servirse una caña de cerveza mientras esperaba su "liberación" por parte de los cuerpos de seguridad.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios