Sus Majestades de Oriente han pasado por las casas de los niños de toda España el 6 de enero, con sus camellos cargados de regalos.

Una cara poco visible de este evento navideño es el peligro que suponen los camareros que arrojan los participantes de la Cabalgata: los Reyes Magos lanzarán hasta seis toneladas de caramelos este año, y, muchas veces, debido a la fuerza con las que son arrojados, pueden herir a los niños.

Para todas las Cabalgatas, se recomienda tener precaución y cambiar los dulces duros por otros más blandos.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios