Por una vez, Alberto Encinas no está en el aeropuerto de Mallorca para viajar a Polonia en busca de su hija Olivia, sino para reencontrarse, por fin, con ella. Un encuentro privado sin cámaras y que no ha podido ser mejor por la reacción de la niña. No la veía desde 2011 cuando tenía 3 años. La madre, polaca, no le permitió volver a España aquellas navidades. 

Atrás quedan ocho años de búsqueda angustiosa sin mucha ayuda por parte de Polonia y eso que él tenía la custodia según los tribunales. Fue cuando entró en escena la Guardia Civil, cuando empezó la búsqueda de verdad. La madre ha sido detenida por un delito de sustracción de menores.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios