Este sábado los servicios emergencia han trabajado en labores de refrigeración de la nave industrial de 2.000 metros cuadrados que ha ardido desde la madrugada de este sábado en Pontevedra. 

Después de que el fuego quedase completamente extinto durante el mediodía del sábado, el tráfico ha sido restaurado en toda la zona que había sido afectada por las llamas, en la parroquia de Lourizán.

Las únicas vías que continúan con el tráfico restringido son la carretera que va al colegio que hay a escasos 200 metros del astillero y la que va hacia el propio centro de reparación.

Durante la tarde de este sábado, los servicios de extinción centran sus esfuerzos en refrigerar los depósitos de combustible y el material inflamable que se encontraba dentro de la nave.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios