Ni los propios científicos tienen muy claro lo que es. Una mezcla entre un animal y un champiñón, pero en ningún caso una planta. Lo han bautizado como Blob. Se trata de un organismo unicelular primitivo. Es casi inmortal y puede crecer hasta 10 metros cuadrados. Tiene comportamientos animales: puede aprender y trasmitir lo que ha aprendido a otros ‘Blobs’. Pero no tiene cerebro. Es capaz de salir de un laberinto en busca de comida o de sortear una barrera de sal, algo que odia. Otra de sus extrañas características es que puede separare en un montón de trozos y volver a reagruparse.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios