Amaral sorprendió a fans y viandantes con un concierto nocturno en la calle del Codo, en Madrid.

La banda ofreció un concierto sorpresa y gratuito en pleno centro de la capital con una instalación interactiva, que llenaba de luces y colores el suelo de la que dicen que es la calle más oscura de la ciudad.

Contaban con unos sensores que capturaban el movimiento de las personas en tiempo real y los transformaban en triángulos de colores en el suelo, convirtiendo la experiencia en algo mágico.

El grupo tocó en directo algunas canciones de su nuevo disco, ‘Salto a Color’, en primicia para sus fans.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios