La historia de Francisco y Nieves ha estado enterrada más de ocho décadas. Se trata de las cartas de amor que un fusilado de la Guerra Civil guardaba en su chaqueta. Las letras de esas misivas habían sido escritas por Nieves, que se las enviaba a Francisco cuanto este estaba aún en prisión.

80 años después, los nietos de esta pareja han podido recuperar los recuerdos familiares en la localidad valenciana de Paterna. 

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios