Con una mochila totalmente equipada, y un poco de agua y comida, un hombre indonesio, Medi Bastoni, tiene un objetivo en mente: caminar hacia atrás con la única ayuda de un retrovisor más de 700 kilómetros.

Esa es la distancia que separa su ciudad natal de Yakarta, la capital. Con este desafío pretende llamar la atención del presidente de la isla Joko Widodo. Quiere pedirle ayuda para recuperar los bosques de su país.

En concreto el del Monte Willis, que ha sido castigado por la tala ilegal en los últimos años. De momento no sabe si lo conseguirá, pero él es optimista, y asegura que está recibiendo mucho apoyo. Su misión es noble y buena y todos le apoyamos. En los casi 20 días que lleva caminando ha completado ya 200 kilómetros. El activista espera llegar a su meta, Yakarta, el próximo 17 de agosto.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios