Una estación de trenes de París se ha convertido en un escenario por un día. Dos artistas montados a caballo aparecieron deambulando entre la gente, realizaron acrobacias e incluso, uno de ellos, decidió tomarse algo en la barra de un bar. Y todo ante la mirada de centenares de pasajeros que se encontraban en ese momento en la estación.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios