La ola de calor no solo deja altas temperaturas. Mientras Europa arde, a los griegos se les suma el aire, las lluvias y las tormentas eléctricas. Vientos huracanados en el este del país han hecho muy difícil salir a la calle. En el norte, una tormenta eléctrica causaba varios incendios sofocados rápidamente. Menos suerte la de España, donde se multiplican los incendios en el noroeste del país a causa del calor. En Francia, ya están preparados para lo que venía, y mayores y niños han sido los más controlados para evitar imágenes como las que nos dejaba Alemania. En Italia, niños, no tan niños y hasta osos disfrutan de cualquier respiro que les da el calor. Escasas las imágenes de valientes tomando el sol con temperaturas que superan los 40 grados.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios