Ocurrió en el archipiélago danés de Estholmene, donde una gigantesca nube provocó un efecto visual increíble: el cielo cortado en dos partes.

Se trata de una enorme formación nubosa que choca con el resto del cielo. Se generó durante una gran tormenta y la imagen que dejó es espectacular.

"Parece como si el cielo estuviera cortado por la mitad, pero son dos  nubes grandes de diferentes colores que se tocan la una a la otra", explica el autor del vídeo en YouTube.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios