El fabricante chino de móviles iQOO llevó a cabo una prueba en la que, supuestamente, lanzó al espacio su modelo Vivo y sobrevivió a una caída de 31 kilómetros.

Aseguran que la prueba duró 5 horas y media, alcanzando una temperatura extrema de -56 grados centígrados. Tras el aterrizaje, el fabricante asegura que solo sufrió daños en el protector de pantalla. ¿Verdad o mentira?

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios