En un parque natural de Gabón, los cuidadores decidieron colocar un espejo en un recinto donde se encontraba una colonia de chimpancés, con el objetivo de analizar cuál sería su reacción.

Los animales bailaron y golpearon el cristal con el objetivo de espantar a los intrusos que se encontraban en su territorio, hasta que terminaron por darse cuenta de que se trataba de ellos mismos.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios