Ocurrió en Roland Garros. Mientras Dominic Thiem daba su rueda de prensa tras ganar a Pablo Cuevas, Serena Williams le pedía a la organización que echaran al austriaco para que ella compareciera ante los medios de comunicación.

La organización aceptó las exigencias de la norteamericana, que no quería esperar su turno tras caer eliminada ante Sofia Kenin, por lo que pidió al austriaco que dejara la sala: "¿Es una broma?". Muy enfadado, terminó dejando la sala de prensa.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios